Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

La Llorona

La llorona

Glosas de la realidad política de Panamá.

Dicen que en Aguadulce cuando el Hombre de las Converse iba con su gente, en vía contraria venía La Gata con Botas con sus guardaespaldas. Testigos me dicen que los guardaespaldas se llevaron a La Gata como si hubieran visto a la Tulivieja venir. ¿Y esa vaina?

Me cuentan también que el helicóptero de La Gata con Botas y el del Hombre de las Converse estaban como a 150 metros de distancia en un terreno ahí mismito en Aguadulce y que los dos llegaron casi al mismo tiempo. Pero parece que el Hombre de las Converse le sacó como 15 segundos en el despegue y que la Gata con Botas iba escoltándolo en el aire. Joooooo.

Los organismos anticorrupción están recibiendo pruebas de supuestas irregularidades en contrataciones irregulares de eventos y compra de artículos promocionales en un banco estatal. La información, que se vaticina como un gran escándalo, señala de manera directa a una dama conocida como Fat Lady o Miss Peggy.

En oficina de Casco Antiguo, al menos 4 funcionarios han sido destituidos por supuestamente recibir coimas y alterar precios en las licitaciones en este programa financiado con fondos de PNUD.

Los destituidos son Nelsa Rodríguez, Vilma de Amaya y un mensajero con nombre Elasio. Bueno, esta vaina se está hinchando.

Me dicen que hay un candidato a alcalde que es el terror de las embarazadas. Una joven quedó pipona y la puso a planchar guayaberas para obligarla a renunciar. Así no es la vaina. De continuar con esto, revelo el nombre.

Dicen que el nuevo lema de campaña de La Gata con Botas será COUNTRY FIRST, (el país primero), y la gente de segundo contrario a lo del Banco General. Jooooo.

Por allí me soplaron que la nueva declaración del Rompecabezas será que Panamá requiere por primera vez un presidente que gane con más del 50% de los votos.

Con toda esta vaina que ha salido, primero la encuesta, luego la noticia de Chávez y Balbina y ahora lo de DDD. Me dicen que las Lomotíl se acabaron en las farmacias.... y que nadie llore!