Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Protégete en estos carnavales

Desde mañana el país celebrará una de las fiestas más concurridas y esperadas por muchos. Los carnavales. Por lo general se asocia este ...

Desde mañana el país celebrará una de las fiestas más concurridas y esperadas por muchos. Los carnavales. Por lo general se asocia este evento con rituales extremos, donde los seres humanos pierden la noción del tiempo, se olvidan de los compromisos y las responsabilidades y algunos pierden el pudor, el respeto, el equilibrio.

Hace algunos años escuché a un periodista decir: ‘te queremos como parte de nuestra audiencia, no como parte de nuestra noticia’. Él, con ese mensaje, estaba pidiéndole cordura a quienes se iban a disfrutar los carnavales. No quería que usted o yo fuéramos otra cifra en las estadísticas sobre muertes por accidentes de tránsito, por ahogamiento o por riñas callejeras.

Como proponente de un anteproyecto de ley que busca minimizar los accidentes de tránsito, les pido a mis colegas, a mis electores del Circuito 8-7 y a la ciudadanía en general, que actúen con moderación, con sensatez. Eviten iniciar con risas y celebraciones para terminar con luto, dolor, tristeza, lágrima, llanto y muerte. Espero que este año sea el definitivo para que aprobemos este anteproyecto, que crea la Comisión Nacional de Educación y Seguridad Vial.

Por lo anterior, les reitero lo importante que son ustedes, para esta Patria. Vayan, disfruten con moderación y tengan presente que la vida no comienza ni acaba con los carnavales. Después de esas fiestas, el mundo seguirá su curso y las responsabilidades serán las mismas o mayores.

Recuerden, también, que una vez finalizados los carnavales los compromisos económicos y de trabajo los estarán esperando. Utilicen juiciosamente lo que poseen, teniendo en cuenta que en las finanzas no hay milagros, hay madurez, inteligencia y sabiduría.

Ahora, comparto algunos consejos que deben tener en cuenta con la seguridad de su residencia. No todas las casas pueden permitirse avanzados sistemas de seguridad, pero, en consonancia con su economía, puede recurrir a herramientas que la hagan menos vulnerable. Algunos como puertas de seguridad, rejas, cierres de terrazas, alarmas.

Dar señales de vida. La casa no debe exteriorizar claramente que está vacía y no la está ocupando nadie. Los métodos más sencillos serían: no cerrar todas las persianas de las ventanas, dejar ropa tendida, luces encendidas, etc. Existen dispositivos electrónicos en el mercado, baratos, que programan los encendidos de luces, TV, u otros aparatos.

Colaboración vecinal. Si se va de vacaciones la ayuda de otros vecinos puede ser fundamental. Avise a sus vecinos más cercanos de que se va a ausentar de su domicilio. De esta forma, si oyen ruidos o movimientos extraños en su casa, podrán alertar, en su ausencia, a las fuerzas de seguridad. O tomar nota de cualquier cosa o vehículo que parezca sospechoso.

No dejar objetos de valor ni hacer ostentación de ellos. Dinero, joyas u otras cosas valiosas no las deje en casa. Sea prudente a la hora de enseñar su casa. En muchas ocasiones su casa se convierte en escaparate para extraños que ocasionalmente han accedido (una mudanza, reparaciones, entregas de artículos...), procure no dejar a la vista objetos de valor que sean vistos por muchas personas. Estas pueden comentarlo públicamente y llegar a oídos terceros, amigos de los ajeno. Se recomienda que tampoco deje objetos valiosos en las terrazas sin cerramiento.

Anotar número de serie de todos los electrodomésticos. Esto facilitará la identificación de los aparatos en caso de un robo. Proteger lugares ocultos o más desprotegidos. Cerrar ventanas que den a las partes de la casa menos visibles (patios interiores, calles menos transitadas...).

Si sigue estas indicaciones y consejos quizás evitará un dolor de cabeza cuando retorne de estos carnavales. Repito, la vida no comienza ni termina con estas fiestas. Tenga presente que también puede aprovechar este tiempo para un reencuentro con la familia o participar en los retiros espirituales. Dios los bendiga hoy y siempre.

*DIPUTADO DE LA REPÚBLICA POR EL CIRCUITO 8-7.