25 de Oct de 2021

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Día del Reciclaje: fecha para reflexionar y actuar

El Día Mundial del Reciclaje se celebra hoy, 17 de mayo, en diversas partes del planeta. Aunque el origen de esta celebración no está mu...

El Día Mundial del Reciclaje se celebra hoy, 17 de mayo, en diversas partes del planeta. Aunque el origen de esta celebración no está muy claro, se estima que la fecha fue instituida en 1994 en Texas, Estados Unidos, y luego se extendió a otros países.

Posteriormente, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), establece la fecha con el fin de promover en los habitantes del planeta una mayor responsabilidad, no solo vista desde la perspectiva del ciudadano consumidor, sino de aquel que extrae la materia prima y del que la transforma en un bien de consumo.

En Panamá, la Ley 59 del 20 de octubre de 2009, declara el 17 de mayo de cada año, como Día Nacional del Reciclaje y decreta que se debe promover este día y realizar actividades alusivas a la fecha, para promover la cultura del reciclaje. Más que celebraciones, son necesarias actitudes día tras día.

Para la mayoría de la población, reciclar es sinónimo de recolectar materiales para volverlos a usar. Sin embargo, la recolección es sólo el principio del proceso de reciclaje. Una definición bastante acertada, nos indica que reciclar es cualquier proceso donde materiales de desperdicio son recolectados y transformados en nuevos materiales que pueden ser utilizados o vendidos como nuevos productos o materias primas.

Algunas personas desconocen la complejidad del impacto ambiental negativo que genera la mala disposición de los desechos, que no solo le compete a una buena política de gestión de residuos sólidos por parte del gobierno, sino que nos compete a cada uno de nosotros, como generadores mismos de residuos.

Saber reciclar todos los residuos, respetar el medio ambiente, y conocer qué hacer para preservar la naturaleza, son algunas de las grandes enseñanzas que los padres podemos pasar a nuestros hijos. Así, ellos crecerán con la mentalidad de que es necesario luchar y hacer cada uno su parte para salvar y conservar nuestro planeta. Y para esto, solo hace falta: voluntad, ganas, y persistencia. El cuidado del medio ambiente empieza dentro de nuestras casas. Luego, el niño puede aprender más detalles del reciclaje y de la reutilización de materiales en la escuela.

En general, reciclar sirve para ahorrar energía y evitar la contaminación causada por la extracción y procesamiento de materias primas y la fabricación de nuevos productos. Reciclar disminuye las emisiones de gases que contribuyen al cambio climático global, conserva los recursos naturales como la madera, el agua y los minerales (reciclar dos toneladas de plástico equivale a ahorrar una tonelada de petróleo). Pero sobre todo, al reciclar ayudamos a conservar el medio ambiente para las futuras generaciones.

Hoy, es un gran día para reflexionar y contribuir a promover la reutilización de los desechos orgánicos e inorgánicos.

Si aún no lo hemos hecho, comencemos este día dedicado al reciclaje, a realizar acciones sencillas, que tendrán un gran impacto en el medio ambiente, podemos seguir la regla de las cuatro eres: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar. Reducir la cantidad de basura, reutilizar envases y bolsas, reciclar materiales como el plástico, y recuperar materiales para volver a utilizarlos. También, separar los desechos en su origen, no utilizar bolsas plásticas, hacer manualidades con materiales reciclables, y hacer compostaje, entre otras. Estas simples acciones al ser llevadas a cabo por muchas personas tendrán un gran impacto en el medio ambiente y serán un buen comienzo para una vida diaria que apoye al reciclaje.

El reciclaje no es una moda de gente idealista, es una necesidad vital que tenemos para no terminar con la naturaleza y todas las materias primas.

De acuerdo a estadísticas del Municipio de Panamá, el 17% de los desechos sólidos corresponde a plásticos en general, pero no identifican qué porcentaje corresponde a cada variedad de plástico. Se estima que el porcentaje de recuperación del plástico es bajo, porque los recolectores y pepenadores prefieren recoger y vender latas de aluminio, chatarras, cartón y papel, ya que existen más talleres de reciclaje de estos materiales que de plástico y pagan mejores precios a los recolectores primarios. Por otro lado, al ser un residuo que tarda aproximadamente de 500 a 1,000 años en degradarse, genera impactos negativos al ambiente y a la salud de la población.

Todo el plástico que se recicle representa un beneficio para el ambiente, porque, de no recolectarse, va a dar al relleno sanitario, o en el peor de los casos, quedado en calles, aceras y obstruyendo alcantarillas, ocasionando inundaciones en la época de lluvia.

Pero, no todo está perdido, pues, cada día más empresas y centros educativos, conscientes de la importancia de la preservación del medio ambiente, durante todo el año, asumen una campaña de reciclaje de diferentes materiales: plásticos, papel, cartón, etc.

Estos actores asumen el reciclaje como una responsabilidad ambiental, en la que adoptan hábitos adecuados para el manejo de los residuos, clasificando los desechos en origen, así, se minimiza la generación de los mismos en el relleno sanitario o en sitios de disposición final inadecuado.

*REPRESENTANTE EN PANAMÁ; PROYECTO RECICLAJE DE PLÁSTICO PET; FUNDACIÓN SUIZA DE COOPERACIÓN PARA EL DESARROLLO TÉCNICO—SWISSCONTACT.