Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Leyendo a Noam Chomsky

L eer a Noam Chomsky es como leer un libro de historia bien documentado con lujo de datos y fechas, no dudo que la información es veraz ...

L eer a Noam Chomsky es como leer un libro de historia bien documentado con lujo de datos y fechas, no dudo que la información es veraz y concisa. Igualmente es impresionante el manejo de la semántica y el lenguaje, en este caso el libro ‘HEGEMONIA y SUPERVIVENCIA’, donde, de forma acostumbrada, como crítico del gobierno americano hace fuertes críticas a la política exterior de su país, a su gobierno y al capitalismo contemporáneo.

Es importante destacar que Chomsky, académicamente considerado el padre de la lingüística moderna americana, es profesor emérito en el Massachusetts Institute of Technology, nacido en Philadelphia, Estados Unidos, reside en el estado de Massachusetts en la actualidad.

A todas luces un hombre brillante. Miembro de la Sociedad Americana para las Artes y Ciencias, la Academia Nacional de Ciencias, ha recibido 37 títulos honoríficos universitarios mundialmente, en 1988 galardonado con el Premio Kyoto. Es considerado el octavo intelectual más citado en la literatura científica. Dice: ‘Me da mucho gusto descubrir conexiones intelectuales convincentes entre mis ideas anarquistas por un lado y lo que yo creo poder demostrar o por lo menos empezar a ver en la naturaleza de la inteligencia humana en el otro’.

Excepcional, un fenómeno de la intelectualidad moderna, no obstante al procesar el manantial de datos e información dentro de su mente, al leer su libro no aterriza con ideas concluyentes, en mi opinión, como buen anarquista, promueve cambios sociales y gubernamentales a todos los niveles sin establecer qué sistema remplazará al que crítica y fustiga.

En un mundo democrático, tenemos todos el derecho de opinar y disentir, Chomsky lo hace de una manera fenomenal con múltiples exposiciones, citando en su libro personas, situaciones, paralelamente critica, cita lo inoperante e injusto del sistema americano y capitalismo a nivel mundial (incluye a Panamá en varias de sus intervenciones), pero al final no ofrece alternativas de cambio para mejorar lo que ante sus ojos está mal y que documenta magistralmente.

Es muy cómodo desde el podio de una famosa universidad disparar todas esas críticas al sistema, mismo que le da posibilidad democrática de poder exteriorizar en compañía de estudiantes, profesores y grandes personalidades estas ideas. Precisamente el sistema que él tanto critica le ofrece esa facilidad, que irónicamente contrario a países, agrupaciones y sistemas que vehemente cita como víctimas y que defiende le ofrecerían a sus estudiosos para hacer lo mismo.

Desde un punto de vista religioso, aunque nace judío, se considera ateo, políticamente un anarquista moderno, un ultra liberal. Al final del ejercicio citándolo ‘vino antiguo en botella nueva’ sin aportes, la crítica solo alcanza aplausos en los foros, pero no resuelven nada, más bien quedan como citas históricas que más bien pueden ser usadas en la posteridad.

En su libro, dentro de sus muchos enfoques, habla de cómo el Departamento de Estado norteamericano usó a Noriega por años y se le dio la categoría de ‘malvado’ cuando ya no les servía, y lo convirtieron en material para una invasión ‘impidiendo que Panamá fuera utilizado para introducir drogas a Estados Unidos’.

Trata de la actual estrategia estadounidense, según él, para dominar el planeta, poniendo en riesgo la seguridad mundial. De la guerra contra el terrorismo incitando a la contraparte a una resistencia poniéndose del lado ‘la voz de los sin voz’.

Si bien es cierto, Chomsky es un intelectual fuera de serie, adolece en su libro de soluciones a todas las críticas al sistema democrático, capitalista, globalizado, que le brinda y le ha brindado esa plataforma para desarrollarse, lo que me parece un doble discurso. Porque no podemos vivir en un mundo de contradicciones nutriéndonos de él —sin presentar micro soluciones en casos específicos; y macro soluciones en el contexto global de los problemas y eventos.

DIRECTOR DE LA FUNDACIÓN ARTE PARA BENEFICENCIA.