Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

La esperanza política del 2014

Con el contenido de lo que estamos desayunando aquí en Panamá a comienzos del 2012, ya se vislumbra qué cenaremos en el 2014.

Con el contenido de lo que estamos desayunando aquí en Panamá a comienzos del 2012, ya se vislumbra qué cenaremos en el 2014.

Les advierto que dentro de los partidos más destacados continuarán vigentes los juegavivo de vientres insondables, apilando fortunas con las malas prácticas que ya sabemos, así como vividores de la política con amigos internacionales que siembran bombas en los pueblos para salvarlos del ‘capitalismo’, que toman tragos con las Farc y que juran que a Lenín le crecen los pelitos de la nariz cada quince días.

Nuestro país no dejará de crecer, pese a la rapiña que hace olas, así como tampoco podrá alardear que reaparecerá en corto plazo un gobierno que sepa que desde Enrique Jiménez para acá estamos descuidando nuestra juventud, al no mantenerla ocupada en las escuelas con los tres golpes incluidos de 6 de la mañana a 6 de la tarde.

En cambio, estamos gastando la plata de la Zona y de nuestra posición geográfica en banalidades, exceptuando la ampliación del Canal.

Viejos como yo, sabemos que la pesadilla que vivimos hoy es consecuencia de los malos gobiernos que emergieron con la democracia estafadora (de 1989 para acá). Menos pendejos que nosotros saben que los gobiernos con su actuar están entregando nuestro mejor recurso a la delincuencia organizada, no en vano existen más de 200 pandillas integradas en su mayoría por adolescentes.

No se vislumbra, pues, un estadista que sospeche que regalar el dinero a los ciudadanos pobres de un país con los impuestos de los que trabajamos y nos ganamos el pan con el sudor de nuestras frentes es la forma más aberrante de financiar la miseria y de convertir a los menos escolásticos del país (que son la mayoría) en verdaderos dependientes de las migajas; y, como dijo el poeta, en ‘juguete servil de los tiranos’.

Reciente encuesta declara que Juan Carlos Navarro y Juan Carlos Varela mantienen un empate técnico en las preferencias para escogerlos como presidentes de la República de Panamá, si las elecciones generales fuesen hoy. Ambos políticos tendrán que ser escogidos por sus partidos para la contienda electoral en donde disputarán la silla de San Felipe contra el que designe la coalición gubernamental.

Varela es casi seguro que sea el candidato del panameñismo, pues ha demostrado un liderazgo fuerte dentro de las huestes arnulfistas, a pesar de sus diferencias salvables con algunos prominentes personajes de la membresía panameñista.

Navarro tiene el camino minado por la parte más perezosa y antiproductiva de la extrema izquierda de su partido, cosa que, si logra ganar el CEN y las primarias del PRD, será imbatible en el 2014.

*ESCRITOR COSTUMBRISTA.