Temas Especiales

23 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Rehacer el futuro

Los exilados y familiares de los desaparecidos, asesinados han clamado por justicia desde hace años. El trauma social sentimental y sus ...

Los exilados y familiares de los desaparecidos, asesinados han clamado por justicia desde hace años. El trauma social sentimental y sus ruinas económicas, se suman al derroche de los enriquecidos y a los homenajes que se hacen a los dictadores. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA en 2003 ha solicitado reparación socioeconómica para las víctimas de la dictadura.

La Comisión de la Verdad que creó Mireya Moscos y que dirigió el Dr Alberto Almanza documentó 116 expedientes, de los cuales dicen que prescribieron 20.

Participan el Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humano, Comisión de Justicia y Paz, Coordinadora de Popular de Derechos Humanos, el coordinador Conrado Sanjur. En la Asamblea Nacional la Comisión de Gobierno y Asuntos Constitucionales.

Luego de revisar estos trágicos episodios de la vida nacional, siendo consecuente que Omar Torrijos aún tiene el apoyo de un partido político. Que efectivamente movilizó la opinión diplomática para firmar un tratado del Canal, que nos devolvió jurisdicción y ventajas económicas sobre el Canal. Pero por otra parte, que USA, ante la imposibilidad de imponernos un tratado que mantuvieran su control militar sobre el Canal con los gobiernos civiles de la época, y menos si tendría que negociar con Arnulfo Arias, un vertical nacionalista en que ya tenían experiencias de que no cedía ante las presiones y amenazas de USA, decidieron, como en otros países de América Latina, crear una dictadura militar que les permitiera imponer su tratado, como lo denunció oportunamente Leopoldo Aragón.

Más aún cuando contaban con militares que ya les habían demostrado flexibilidad y ser proclives a sus objetivos. Omar Torrijos fue espía a sueldo de USA, según documentos desclasificados de USA. Persiguió y encarceló a los héroes del 9 de Enero del 64 en Colón y Panamá.

Siendo electo presidente el Dr. Arnulfo Arias, a los 11 días de gobierno los militares dan un Golpe de Estado. Lógicamente no podían haber razones de gobierno. Los cambios en la Policía, totalmente legales, en parte fueron debidas a que también los oficiales eran parte de la corrupción y entreguismo de los gobernantes anteriores.

Se opusieron al golpe de Estado las fuerzas constitucionalista de izquierdistas y nacionalistas del partido Panameñista, Vanguardia de Acción Nacional y Democracia Cristiana. Se organizaron guerrillas en varios puntos del país. Estas fueron diezmadas con el apoyo militar de USA, inclusive helicópteros en Chiriquí. Se instaló una dictadura de terror. Cientos de encarcelados, torturados, desaparecidos y asesinados. La lista de los casos certificados ha sido publicada por la Comisión de la Verdad, sin conocerse aún la gran mayoría de las víctimas. Se violaron todos los Derechos Humanos; cierre de radios, periódicos, universidades, colegios.

En medio de esta situación, sin ningún apoyo popular, pretendieron usurpar las banderas nacionalistas y plantean negociar un nuevo tratado del Canal. Para que Cuba no se opusiera, le ofrecieron romper el embargo, a lo que accedió USA. Además, compraron a los comunistas que estaban exilados en Chile, para que apoyaran la dictadura. Así nació el PRD. Hugo Víctor, líder comunista tradicional, no lo aceptó y se quedó en el exilio, así como el resto de los exilados que permanecieron 10 años exilados. El tratado consiguió lo que USA quiso dar, pero no lo que el pueblo y el Congreso del Soberanía de 1964 exigió.

Hoy está el Tratado de Neutralidad que nos convierte en ‘protectorado a perpetuidad’. Esas cláusulas no fueron aprobadas en el plebiscito fraudulento. Cláusulas que ya había eliminando Acción Comunal Panameñista en 1936. Además, le otorgaron a los dictadores donaciones y préstamos millonarios, apoyo diplomático y complicidad en el tráfico de armas y drogas. Ese tratado ya fue excusa para que nos invadieran con otros cientos de vidas sacrificadas.

El PRD ha pretendido transformar al dictador en un héroe. Hay que ubicarlo en su justa dimensión.

Sí, firmó el tratado y sí, buscó el apoyo popular. Pero es innegable que fue ingenuamente utilizado por USA para aprobar sus tratados y dejarnos como un ‘perpetuo protectorado’. Y para eso violó Derechos Humanos, asesinó, desapareció y exiló a cientos de ciudadanos. Han tratado de maquillar la historia para convertir en modelo revolucionario a un dictador entreguista.

Hoy para ofender la memoria de las víctimas, le hacen homenajes de todo tipo. Le cambiaron el nombre de Héctor Gallegos a un parque para ponerle el nombre de justamente al que se ha mencionado que tuvo alguna participación en esa desaparición. Y así hay calles, estadios y proyectan otra con ese nombre.

En nombre de todos los panameños víctimas de la dictadura exigimos al gobierno: 1. Dar una versión oficial de la historia para enseñarlas en los colegios con datos y hechos reales; 2. Indemnizar a todas las víctimas de la dictadura; 3. Eliminar todos los homenajes al dictador y ajustarlos a su justa dimensión en relación a los Tratados del Canal; 4. Iniciar los estudios, análisis y contactos diplomáticos tendiente a reemplazar el Tratado de Neutralidad por un tratado que realmente nos garantice la neutralidad, firmado con las Naciones Unidas; y con la participación de los países Latinoamericanos, especialmente ahora que tendremos un nuevo canal construido por nosotros.

En este sentido exhortamos a toda la ciudadanía a movilizarse para unificar criterios y, en vez de confrontaciones, encontremos la fórmula de definir nuestra verdad. Primero educarnos, hacer justicia y luego seguir trabajando para que el crecimiento económico se transforme en desarrollo social.

MÉDICO Y EXMINISTRO DE ESTADO.

—EN MEMORIA DE GUILLERMO ROLLA MALLEA, 1913-2000.

—CUANDO MANEJE, NO TOME.