Temas Especiales

21 de May de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Alto a la violencia contra los niños y los adolescentes

La niñez y la adolescencia son etapas fundamentales en la vida de toda persona. En ésta se determina el carácter, la personalidad y el d...

La niñez y la adolescencia son etapas fundamentales en la vida de toda persona. En ésta se determina el carácter, la personalidad y el desarrollo de las capacidades necesarias para ser adultos productivos; sin embargo, muchos niños, niñas y adolescentes ven truncada esta etapa por el alto nivel de violencia que les rodea en todos los entornos en que se desenvuelven, desvaneciéndoles la sonrisa y la alegría propia de la niñez.

La violencia en las calles, en los barrios, en las escuelas e incluso dentro de sus propios hogares son situaciones que cada día están más presentes en el desarrollo de los niños, las niñas, los y las adolescentes, y que en muchas ocasiones pasan desapercibidas o simplemente quedan como un acto normal ante la mirada indiferente del adulto, lo que genera un peligroso caldo de cultivo para problemas que afectan a la sociedad en su conjunto.

Actualmente en Panamá, existe una gran preocupación por el aumento de la violencia y de la criminalidad en el país, con la percepción social de que la mayoría de los delitos son cometidos por menores de edad; no obstante, los datos oficiales reflejan que en el 2010, solo el 1.8% de los incidentes delictivos fueron cometidos por personas menores de edad; mientras que los casos de abusos sexual y maltrato de niños, niñas y adolescentes atendidos en los Juzgados de Niñez y Adolescencia son mucho mayores.

Lo anterior evidencia que los niños, las niñas y los adolescentes son principalmente las víctimas de maltrato infantil, abuso y explotación sexual comercial, agresiones físicas y sicológicas, entre otras.

La violencia que se produce en el entorno en el que crecen, les vulnera el sentimiento de seguridad y protección necesario para esta etapa. Los daños físicos y psicológicos no son solo irreversibles para las víctimas, sino que además contribuyen a crear un círculo de violencia con consecuencias negativas para la sociedad.

Esta realidad que está afectando a la niñez no es exclusiva de Panamá, en América Latina tres de cada 10 víctimas de homicidio son menores de 19 años de edad, mientras que en el mundo entero miles de niños y niñas a diario sufren diferentes tipos de agresiones físicas y psicológicas. A fin de poner un alto a esta situación, UNICEF lanza este 31 de julio una campaña para hacer un llamado a la acción para detener la violencia contra la niñez en el mundo.

En Panamá todavía existen grandes desafíos para proteger a los niños, niñas adolescentes de las agresiones y la violencia a la que están expuestos.

Conscientes de la problemática, la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia impulsa la formulación de una Estrategia Nacional Multisectorial de Prevención de Violencia contra niños y adolescentes, con el propósito de establecer objetivos, acciones y proyectos específicos para evitar las agresiones, identificando vacíos y mecanismos en torno a la protección de la niñez, que aseguren el apoyo a las víctimas y sus familias cuando se produzcan estas situaciones.

Es momento propicio para que todos tomemos conciencia, la violencia contra los niños, niñas y adolescentes es un problema de todos, no es algo que afecta exclusivamente a quienes la sufren; sino que influye negativamente en toda la sociedad, comprometiendo el desarrollo del país.

La violencia contra los niños y niñas aumenta el riesgo de la deserción escolar y su exposición a situaciones de abusos y limita sus oportunidades de vida y desarrollo. Por tanto, prevenir la violencia contra la niñez y la adolescencia debe ser un tema tan prioritario como lo es la educación, la salud, nutrición, entre otros.

Panamá necesita hoy más que nunca avanzar hacia acciones concretas que involucren y comprometan a todos los entes del Gobierno responsable del tema, y a todos nosotros como miembros de la sociedad para tener un país en que ningún tipo de violencia contra la niñez y la adolescencia sea aceptada o vista como algo ‘normal’.

REPRESENTANTE DE UNICEF EN PANAMÁ Y DIRECTORA GENERAL DE SENNIAF, RESPECTIVAMENTE.