Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Especialistas extranjeros...

En reciente entrevista el ministro de Salud manifestó que contratarán 24 médicos especialistas extranjeros; entre los cuales hay interni...

En reciente entrevista el ministro de Salud manifestó que contratarán 24 médicos especialistas extranjeros; entre los cuales hay internistas, ginecólogos, radiólogos, un intensivista y un oftalmólogo; que serán distribuidos en el área del interior, incluyendo MINSA-CAPSI y ¡centros de salud! Coincidentalmente, este mismo día, la ciudad capital amaneció cubierta de humo tóxico proveniente del vertedero de basura.

El nombramiento de tales especialistas no es más que improvisación. Lo urgente e inaplazable es un nuevo modelo de atención, objetivo imposible sin un diagnóstico integral del sector, dirigido a la definición de una política nacional de salud. En cada unidad periférica lo que se requiere es un equipo básico de salud, consciente y comprometido en un programa de atención primaria; con un médico de cabecera bajo su responsabilidad, confiriéndole prioridad a la promoción de la salud y a la prevención de enfermedades, para cuyo propósito es indispensable definir el perfil epidemiológico de la circunscripción geográfica.

Los especialistas deben estar ubicados en centros de mayor grado de complejidad, donde se dispongan las facilidades de infraestructura, equipo y personal de apoyo, para prestar un servicio racional. El médico de cabecera debe resolver cuando menos el 80 % de la consulta externa y referir a las diversas especialidades según lo requiera; de donde recibirá respuestas con las recomendaciones del especialista para el manejo correspondiente; con ello no solo se racionaliza la consulta especializada, sino que se aumenta la capacidad de respuesta, disminuyendo el tiempo de espera, que hoy día rebasa un año en algunas especialidades.

Aparte de perder el tiempo y la destreza quirúrgica, ¿qué otra cosa podría hacer un oftalmólogo, un otorrinolaringólogo o un neurocirujano, incluso en un hospital donde no dispone de las condiciones mínimas necesarias, ni del equipo indispensable para resolver uno solo de los pocos casos que pueda recibir? Sería un verdadero disparate nombrar a tales especialistas en centros de salud u hospitales desabastecidos, como están hoy día la mayoría de los existentes.

Ahora bien, si el propósito es aumentar el caos existente y favorecer el negocio de la enfermedad, la iniciativa será de gran ayuda, porque la población, víctima del engaño, acogerá como buena el nombramiento de especialistas en su localidad, aunque no tengan agua potable intradomiciliaria o no puedan disponer de los desechos de manera adecuada. A los cómplices y beneficiarios del modelo privatizador, del negocio con la enfermedad, les importa un pepino la salud. El lucro reside en la enfermedad, y mientras más enfermos haya en una comunidad, mayores ingresos para la industria farmacéutica, para los fabricantes de equipos e insumos médicos y para los encargados de tramitar los contratos ‘llave en mano’, etc., etc.

Con el gobierno empresarial, ‘open for Business’, lo que cuenta es la rentabilidad económica para los encargados de gestionar la atención a la enfermedad. Y obviamente, en este escenario, no tiene cabida un nuevo modelo de atención, donde el médico de cabecera, como responsable del equipo básico de salud, junto a la comunidad organizada, identifique las principales causas de morbilidad y mortalidad, de modo tal que puedan destinar los recursos para atender las principales necesidades; que bien podrían ser la construcción de un acueducto, de un alcantarillado o de un relleno sanitario, el saneamiento del ambiente, el control de vectores o la educación en salud, que siempre constituye una prioridad.

Alfred Croiset dijo: ‘El enemigo más temible de la democracia es la demagogia’. Y a juzgar por los vientos que soplan, al menos en el sector salud, este parece estar ocurriendo, porque aún seguimos esperando que la justicia nos diga quiénes han sido los responsables de las tragedias sufridas y cuál será el castigo para que la historia no se repita.

¿Ud. qué opina?

MÉDICO.