Un tigre en su laberinto

Actualizado
  • 06/12/2009 01:00
Creado
  • 06/12/2009 01:00
Tiger Woods siempre ha sido celoso de su intimidad. Prueba de ello es que hace algún tiempo demandó al constructor de su yate por usar s...

Tiger Woods siempre ha sido celoso de su intimidad. Prueba de ello es que hace algún tiempo demandó al constructor de su yate por usar su nombre y sus fotos en material promocional de su empresa. La embarcación fue bautizada "Privacidad". Sin embargo, se ha desmoronado esa imagen de hombre de familia, con una reputación intachable de marido perfecto de 33 años, felizmente casado con una bella ex modelo sueca de 29, madre de sus dos hijos.

"Le he fallado a mi familia y estoy arrepentido de corazón por mis errores. No he sido fiel a mis valores ni he tenido el comportamiento que mis seres queridos merecen. No soy perfecto y estoy manejando mis problemas a puerta cerrada con mi familia.. Los pecados personales no requieren boletines de prensa". Aunque en este comunicado en el que el número uno del golf pide perdón en su página web no especifica sus "pecados", los tabloides se han encargado de sacarle los trapos al sol: Tiger habría sido infiel a su esposa con varias mujeres que han ido apareciendo una a una en los últimos días.

Todo comenzó con un misterioso accidente el pasado viernes 27 de noviembre. El golfista salió de su casa en Orlando a las 2 y 25 de la madrugada, estrelló su camioneta Cadillac contra un hidrante y luego chocó contra el árbol de sus vecinos. La Policía lo encontró tendido en el suelo con los labios destrozados, y a su esposa, Elin Nordegren, a su lado junto a un palo de golf. Ella explicó que había usado ese instrumento para romper el vidrio trasero del carro y así sacar a su marido inconsciente. Aunque las autoridades sólo le pusieron una infracción a Tiger por conducir sin cuidado, el cuento despertó sospechas de inmediato, pues no parecía muy creíble que la joven no hubiera intentado abrir las puertas y que ella sola hubiera podido con los 86 kilos de Tiger. Entonces empezó a circular una versión en la página web TMZ de que en realidad la pareja había tenido una fuerte pelea, con golpes y todo, propinados por Elin en una explosión de ira. Y que por eso el deportista había salido precipitado de su casa.

Razones había para pensarlo. Pocos días atrás habían aparecido en el periódico sensacionalista “The National Enquirer” rumores de que el mejor pagado de los deportistas tenía un romance con una mujer llamada Rachel Uchitel, de 34 años, administradora de un club nocturno de Nueva York, y que hace un mes se habían encontrado en Australia. Según se ha dicho, la esposa de Woods lo encontró escribiendo un mensaje de texto desde su celular a la supuesta amante, le quitó el aparato y la llamó.

Uchitel se ha mostrado consternada ante tales señalamientos y ha negado tener una relación con Tiger, a quien dice haber visto sólo dos veces en su vida. Asegura además que el hecho de haberse encontrado en el mismo hotel australiano fue pura coincidencia y hasta contrató a un peso pesado del derecho para proteger su imagen. Se trata de Gloria Allred, una abogada de alto perfil que representó a Paula Jones en el caso de acoso sexual contra el presidente Bill Clinton, y a la familia de Nicole Brown, la asesinada esposa de O. J. Simpson, en su juicio. El jueves de la semana pasada tenían preparada una conferencia de prensa para hablar del tema, pero a última hora la cancelaron, y las malas lenguas dicen que Tiger le habría ofrecido dinero para mantener su silencio.

Una segunda mujer no tardó en aparecer en la portada de la revista US Weekly con revelaciones escandalosas. Jaimee Grubbs, mesera de 24 años de un bar de Los Ángeles y quien recientemente apareció en un reality show, aseguró a la publicación Á -que la sacó en portada- que desde 2007 cuando lo conoció en Las Vegas, ha tenido alrededor de 20 encuentros íntimos con el golfista. Para ese momento su esposa estaba cerca de dar a luz al primer hijo del matrimonio. Cuenta que su última reunión fue en octubre y que él le dijo que "secretamente siempre íbamos a estar juntos". Grubbs afirma tener fotos y 300 correos, uno en el que él le pidió enviarle una imagen suya "muy atrevida". Pero la prueba reina es un mensaje de 31 segundos que Tiger dejó en el buzón de su celular tres días antes de que ocurriera el extraño accidente, y el cual vendió por 150.000 dólares a US Magazine: "Hola, soy Tiger. Necesito que me hagas un favor enorme. ¿Podrías quitar tu nombre de tu teléfono? Mi esposa estuvo mirando mi celular y podría llamarte. Así que si puedes, quita tu nombre y sólo deja tu número en la contestadora. Tienes que hacer esto por mí. Rápido. Un abrazo".

La publicación de estas palabras motivó a Woods a escribir su comunicado de arrepentimiento, pero casi al mismo tiempo aparecía una nueva mujer en la revista Life & Style. Su nombre es Kalika Moquin, tiene 27 años y trabaja como ejecutiva del club The Bank, ubicado en el hotel Bellagio de Las Vegas. Varios conocidos de ella habrían hablado de su aventura y aunque Kalika no confirmó al medio su relación, tampoco la desmintió: "No es apropiado hacer comentarios en un sentido o en el otro. En este momento estoy enfocada en mi trabajo".

Para terminar de darle palo, Jesper Parnevik, el golfista que le presentó a Woods a quien sería su esposa, salió a decir que "pensaba que era un mejor tipo. Probablemente tendré que disculparme con Elin y espero que la próxima vez ella use un 'driver' en lugar de un hierro número 3".

Todo este revuelo hizo pensar qué tanto podrían sentirse afectados sus patrocinadores, que estaban acostumbrados a tener como imagen de sus productos a un hombre libre de escándalos. Un asunto que significa más de 100 millones de dólares al año. Si Tiger, según Forbes, está cerca de convertirse en el primer deportista en amasar una fortuna de 1.000 millones de dólares gracias a su carrera, es por los acuerdos publicitarios que tiene con grandes compañías, más que por lo que ha ganado en premios. Pero no fue tan difícil decidir apoyarlo en estos momentos y respetar su vida privada, para empresas como Nike, que por cuenta suya genera 800 millones en ventas; EA Sports, cuyo juego de video con Tiger como protagonista es uno de los más populares del mercado, y para PepsiCo, que lanzó una línea de Gatorade con su nombre.

"Seguirán respaldándolo porque no hay manera de escapar al hecho de que es el mejor golfista que ha existido. No hay reemplazo para Tiger Woods", explicó a SEMANA Boyce Watkins, profesor de finanzas de la Syracuse University. Desde cuando Tiger juega, el dinero de los premios ha aumentado notablemente, así como la sintonía de los torneos por televisión, que colapsa cuando no está, como el año pasado cuando se recuperaba de una cirugía en la rodilla. Y mientras siga haciendo sus swings eso no va a cambiar por cuenta de que sea infiel.

Lo que seguramente no va a ser como antes es su matrimonio. Su esposa ha sido humillada públicamente y en una misma semana pasó de pensar que su marido tenía una amante a descubrir que es un adúltero en serie. Á©PUBLICACIONES SEMANA

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus