Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Café Estrella

Amamantar y trabajar

PANAMÁ. Muchas madres que se encuentran amamantando a sus bebes, se preocupan incansablemente al pensar que deben abandonar la lactancia...

PANAMÁ. Muchas madres que se encuentran amamantando a sus bebes, se preocupan incansablemente al pensar que deben abandonar la lactancia, en el momento que termine su reposo postnatal y retomen sus trabajos. De hecho comenzar a trabajar es el principal motivo de abandono de la lactancia materna. A todo esto la mayoría de las mujeres que desean seguir amamantando se preguntarán si es posible hacer las dos cosas a la vez (amamantar y trabajar), los expertos señalan que si se puede.

¿CÓMO HACERLO?

Actualmente existen varias prácticas o recomendaciones que pueden ayudar a las madres para que continúen amamantando, a pesar de que hayan iniciado sus labores profesionales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) brinda algunos consejos para que las mamás preparen el camino cuando llegue ese momento: es necesario que la madre tenga una buena provisión de leche y para lograrlo es importante una estimulación regular, ya sea por el propio bebé o con el saca leche, al menos por dos semanas antes de regresar a la oficina simulando el horario en que la madre se dedicará a este proceso.

La OMS también recomienda que esa leche que la madre comenzará a almacenar es necesario administrarla con taza y cuchara desde unas semanas antes para que el bebé lo relacione con el amamantamiento. Es importante que la madre recuerde que hacer esto fortalecerá más el vínculo con su hijo.

La nutricionista, Yazmín Del Cid Trejos, explica que continuar amamantando luego de comenzar a trabajar es una decisión personal de la madre, ya que todo ello implica organización, perseverancia, algo que puede tornarse agotador, pero es un gesto de amor.

‘Qué mayor recompensa para una madre, que su hijo se esté alimentando con su propia leche, que es la mejor, con la cual crecerá y se desarrollará más saludable, inteligente y afectivamente más vinculado con ella’, argumentó Del Cid Trejos.

LAS FÓRMULAS NUTRICIONALES

En caso de tener que complementar la alimentación con alguna fórmula nutricional, es importante evaluar las distintas opciones en el mercado y que garanticen un aporte de nutrientes lo más parecido a la leche materna.

Estas fórmulas hechas para bebés a término y niños sanos, están recomendadas para alimentar a los infantes de cero a los seis meses, de seis a doce meses y de uno a tres años. En estas etapas de la vida el consumo de vitaminas, minerales, hierro y carbohidratos contenidos en las fórmulas ayudan al crecimiento y desarrollo del sistema inmune, digestivo, visual y psicomotor.

La OMS recomienda a todas las madres la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses y hasta los 2 años o más, complementada con otros alimentos nutritivos. Cuando la leche materna deja de ser suficiente para atender las necesidades nutricionales del lactante hay que añadir alimentos complementarios a su dieta las fórmulas infantiles que contiene un buen perfil nutricional, ya que son consideradas como un alimento fortificado adecuado, según señala la Academia Americana de Pediatría.