Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Café Estrella

Tremendo asalto navideño

PANAMÁ. El salsero neoyorquino Willie Colón le adelantó la celebración de la Nochebuena, a cientos de panameños, con una magistral prese...

PANAMÁ. El salsero neoyorquino Willie Colón le adelantó la celebración de la Nochebuena, a cientos de panameños, con una magistral presentación, que arrancó en los últimos minutos del jueves y finalizó pasada la 1:00 a.m. de ayer viernes 23 de diciembre.

Con un repertorio de por lo menos una docena de sus mejores canciones, Colón puso a bailar corear y gozar a por lo menos 400 personas que llenaron a capacidad la sala Habana Panamá, del Casco Viejo, en un evento exclusivo donde los boletos tenían un costo 160 dólares por persona.

Ataviado de saco y corbata, y evidentemente cada vez más obeso, Colón subió a la tarima a las 11:20 p.m. y de inmediato comenzó la descarga de éxitos con remix de cuatro canciones.

Luego, el salsero, que nació un 28 de abril de 1950 en el Bronx, Nueva York, pero fue criado por su abuela puertorriqueña, recordó que el primer país que le abrió las puertas a él y su inseparable compañero Héctor Lavoe fue Panamá allá por el año de 1969.

Al paso, Colón volvió a tomar su trombón y junto a la agrupación interpretó ‘Idilio’, un tema que terminó de prender el ambiente.

El compositor, arreglista y trombonista, interpretó canciones como ‘Calle luna calle sol’, ‘Sin poderte hablar’ y por su puesto ‘Aires de Navidad’, ‘Cantemos’ y ‘O que será’.

Tras un hora y media de descarga musical con salsa de la buena, Colón en complicidad con el presentador Moisés Rodríguez, hizo ver que su presentación había terminado, sin embargo el público coreó ‘otra, otra, otra, otra, otra, otra’ y cantautor volvió para deleitar con un tema que no podía faltar ‘La murga de Panamá’ y finalizó con ‘Gitana’.

POLÍTICOS, DIRIGENTES Y HASTA UN SACERDOTE

El show presentado por GaitanBros Productions y denominado ‘Asalto Navideño’ llevó a Habana Panamá a los políticos como José Miguel Alemán, ex candidato presidencial, Alejandro Pérez, al polémico dirigente olímpico Miguel ‘Mike’ Vanegas, y también movió el esqueleto el popular padre católico David Cosca.