La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Café Estrella

El arte de mezclar licores y sorprender el paladar

PANAMÁ. ¿Quién es el mejor barman del istmo panameño? De una treintena de participantes solo uno será el elegido para representar al paí...

PANAMÁ. ¿Quién es el mejor barman del istmo panameño? De una treintena de participantes solo uno será el elegido para representar al país en la competencia mundial World Class, que se realizará del 8 al 12 de julio próximo, en Brasil.

Cuatro bármanes hablan de su oficio; dos de ellos, Luis Franco y Fabio Matos están inscritos en el concurso.

EL MOMENTO A PRIORI

La historia que unió a Luis Franco con la coctelería es muy parecida a la historia de Tom Cruise en la película Cocktail (1988), pues inició, en 1983, lavando vasos en una discoteca de un pueblito de Venezuela, su país natal, y con el tiempo fue adquiriendo los conocimientos y haciendo sus primeras mezclas.

Cuenta que en una de sus jornadas laborales, mientras servía tragos conquistó a una canadiense que él describe como ‘hermosísima’, al final de la noche la joven le dejó 100 dólares de propina. ‘Eso para mí fue lo máximo. En ese momento dije: ‘eso es lo que tengo que hacer toda mi vida’.

Junto a un amigo, decidió montar un show de barman en la discoteca donde trabajaba en 1987; su primera presentación fue un éxito, pero una mala administración de los ingresos que percibían los condujo a la quiebra y decidió viajar a Panamá. Llegó con 200 dólares en sus bolsillos y la esperanza de convertirse en DJ, pero eso no pasó.

Sin embargo, se ha convertido en un barman muy popular en este país que le abrió los brazos. Agrega que ha tenido la oportunidad de representar al istmo en los principales concursos internacionales de coctelería; el que más recuerda es el de Nueva Zelanda, en 2010, donde logró posicionarse en el quinto lugar de un grupo de 45 bármanes.

A sus 40 años, Franco confiesa que su vida de barman fue muy alocada y que a veces no se tomaba las cosas en serio, pero ahora comprende lo valioso de esta profesión.

NOCTURNOS

En una de las discotecas más exclusivas de la localidad, trabajan Hernán Acosta, 26 años; Fabio Matos, 25 años; y Jorge González, 26 años.

Ellos concuerdan en que decidieron ser barman pues siempre les llamó la atención ese enigma de las mezclas.

Además afirman que actualmente los jóvenes toman la coctelería como una profesión con la cual mantienen a su familia.

Acosta lleva ocho años siendo un barman de profesión, en su lugar de trabajo conoció a su actual esposa y madre de su hija.

Crear tragos y trabajar en horarios nocturnos ‘no es un trabajo fácil, pero cuando algo te gusta tú buscas la manera de que todo encaje, todo es cuestión de adaptación’, enfatizó Acosta, quien ha estudiado y ha hecho cursos para volverse un experto de la mixología.

Según Fabio Matos, esta es una profesión bien remunerada. Él explica que ‘en una discoteca galla, se puede ganar, entre salario y propina, 700 dólares, pero en una discoteca de renombre, el salario mensual puede oscilar entre los mil 200 a dos mil dólares’.

Matos destaca que ser barman fue algo que la vida le presentó en el momento.

Por otro lado, está Jorge González, el más novel, pues solo tiene año y medio en este oficio. Él dice que no fue fácil que su novia aceptara su profesión, pero que al pasar del tiempo se acostumbró. ‘Lo que a mí más me gusta de esta profesión son los shows y las mezclas’.

PARA LOS MEJORES

Global Brands, una de las empresas de la industria licorera del mercado local, es la que llevará al elegido de Panamá a representar al país en la competencia mundial ‘World Class’.

En este oficio, esta com petencia es la más importante y, según sus organizadores, el objetivo principal es mejorar la calidad de los servicios de la industria coctelera, reconociendo el talento, habilidad y destreza de los profesionales de la barra, para que a la hora de servir un trago, éste sea innovador, es decir que tenga la capacidad de sorprender el paladar.

Carlos Prato, embajador de Marcas Reservas de esta empresa, mencionó que ‘es un orgullo poder brindarle esta oportunidad única a los bartenders nacionales, para que muestren al mundo el talento que tenemos en el país y expongan sus creaciones para llevar a los consumidores a vivir una experiencia inolvidable’.

Por su parte, Rebecca Quiñones, embajadora de Ketel One, y una de las integrantes del jurado que elegirá al bartender del patio, comenta que ‘estoy brindándole el conocimiento de la marca a los participantes. Panamá cae como el país número 50 para participar en esta plataforma’.

Sobre cómo observa a la treintena de participantes, Quiñones manifiesta que ‘veo a los chicos con muchas ganas de aprender, aman lo que hacen; ellos ven esto como una carrera y realmente es lo que quieren’.