01 de Oct de 2022

Café Estrella

La desnudez no está bien vista

PANAMÁ. Por el tiburón, el salmón del atlántico, el pulpo, la langosta americana y 56 especies más, famosos británicos se dejaron fotogr...

PANAMÁ. Por el tiburón, el salmón del atlántico, el pulpo, la langosta americana y 56 especies más, famosos británicos se dejaron fotografiar desnudos junto a algunos de estos animales acuáticos, que están siendo sobreexplotados.

La misión de la organización Fishlove: llamar la atención sobre el consumo excesivo de especies en vías de extinción, como el pez rojo, que según indican los científicos, podrá desaparecer en cinco años de no controlarse su pesca.

Una de las imágenes que más atraen son las de Lizzy Jagger, 28 años, hija del rockero Mick Jagger, sobre un atún, donde simula la pose de Lady Godiva.

La leyenda de esta mujer que paseó Coventry desnuda únicamente cubierta por su larga cabellera sobre un caballo, para que su esposo rebajara los impuestos al pueblo, es un referente en el arte británico y mundial. Godiva —esposa del conde de Chester, de Mercia y señor de Coventry, llamado Leofric (968–1057)— está inmortalizada en la pintura, escultura, música, literatura, en el cine y ahora en la fotografía, reencarnada en Lizzy Jagger, por una buena causa.

Además de posar con el atún, la hija de Mick Jagger posó junto a su madre, la actriz Jerry Hall, cada una sosteniendo un pez rojo.

En Panamá, ¿una campaña así sería posible?

‘Yo no saldría a la calle desnudo por una protesta’, dice Rogelio Bustamente, quien realizó un desnudo para la obra de teatro ‘Stripper’. Pese a que el actor opina que ‘el cuerpo humano es una obra de arte de Dios’ y que la desnudez es ‘la expresión más natural del ser humano’.

‘No se puede esperar otra respuesta a eso, pues el arte en general en nuestro país no es algo que tenemos en la mente, recordemos que estamos en un país bazar, donde las artes pasan a ser lo último en la cadena alimenticia de la mente del panameño’, indica el publicista Manuel Salvador López.

El uso del cuerpo en las artes es un debate pendiente en la república panameña desde el siglo pasado. Para muestra, Irene Alfaro de Rojas (1916), pintora y profesora de arte.

Ella participó en la Primera Segunda Exposición Nacional de Arte, en 1948; pero en la segunda (1949) y tercera versión (1950) sus obras fueron censuradas. El libro Mujeres en las artes de Panamá en el siglo XX describe que la pintora ‘llamó la atención debido a que dos de sus dibujos —que mostraban figuras desnudas— fueron retirados por indecentes’. Aquel jurado estuvo integrado por Roberto Lewis, Juan M. Cedeño, Manuel Amador, Pablo Runyan, Ricardo J. Bermúdez y la propia Irene Alfaro de Rojas. Un veredicto extraño, tomando en cuenta que tanto Roberto Lewis como Juan Cedeño también representaron el cuerpo humano al natural.

Para el pintor panameño Aristides Ureña Ramos, profesor de arte en Florencia, Italia, ‘el cuerpo en su desnuda realidad ha sido siempre un vehículo para transmitir el pensamiento creativo de la humanidad. A través de éste, los artistas dejaron testimonios con valores emotivos, poéticos, de belleza y de inquietudes. Descubrir el cuerpo en las artes ha sido siempre una necesidad que nos educa sobre los más altos valores humanísticos’, argumentó.

El desnudo artístico puede representarse desde la cinematografía, fotografía, performance y desde cualquier manifestación artística, además de la pintura, dibujo, escultura y el teatro.

Según Ureña Ramos, esta expresión está bien lograda cuando ‘denota la fuerza sublime de la idea y la energía conmovedora de su representación’.

Para el publicista Manuel López, es cuando ‘el concepto vale más y representa la belleza como poética artística, no sólo por el cuerpo desnudo, a pesar de que el arte es una discusión eterna que nunca termina, siempre debe tener un porqué y que lo denote la pieza final’.

SIGLO XXI EN PANAMÁ

¿Prestarle el cuerpo al arte ya está bien visto dentro de las manifestaciones practicadas en Panamá? ¿O aún Irene Alfaro de Rojas es una vanguardista entre la sociedad panameña del siglo XXI?

En el teatro, ‘el director interpreta el libreto y decide cuándo es necesario un desnudo y si es parcial o completo. Pero el director y productor siempre consultan con el actor’, expresa Rogelio Bustamante.

‘Los desnudos han ido en crecimiento pero muy lento. Panamá es un país con muchos tabués, no es lo mismo en Europa’, dice Bustamante, quien explica que toda su familia es de Guararé, como él, y que, en el interior del país, aún las personas son más conservadoras. Un cuerpo al natural sobre el escenario debe buscar —según el actor— no ser vulgar, sino que se muestre la belleza natural del ser humano.

IDIOSINCRASIA LA SOCIEDAD PANAMEÑA ESTÁ MÁS ACOSTUMBRADA A VER IMÁGENES SEXIS Y SEXISTAS. ‘LA CANTIDAD DE REVISTAS, FOTOGRAFÍAS Y PUBLICIDAD (A PESAR DE QUE SOY PUBLICISTA) HACEN QUE VEAMOS EL CUERPO FEMENINO COMO UN OBJETO ESCULTURAL QUE NI SIQUIERA EL 10% DE LA POBLACIÓN TIENE ESOS CUERPOS PERFECTOS, GRACIAS AL PHOTOSHOP, LA ILUMINACIÓN Y LA POSE’, DICE MANUEL SALVADOR LÓPEZ. ‘NO PUEDO SER TAN NEGATIVO, SÍ SE ESTÁ HACIENDO ALGO POR LA DIFUSIÓN DEL ARTE Y LA CULTURA, CLARO QUE A NUESTRA MANERA, YA LO ESTAMOS RECONOCIENDO CON EVENTOS ARTÍSTICOS EMERGENTES, A LOS QUE HAY QUE PONERLE UN TRAGUITO DE GUARO O UN DJ AL LADO PARA QUE VAYAMOS, POR LO MENOS SE ESTÁ CONVIRTIENDO EN UNA TENDENCIA. PERO NO PODEMOS ESPERAR QUE DE UN DÍA A OTRO VEAMOS A MARINA ABRAMOVICC, REALIZANDO UNO DE SUS CONTROVERSIALES PERFORMANCE FRENTE A LA PLAZA CATEDRAL. VAMOS DE POQUITO A POQUITO’. LÓPEZ TAMBIÉN CUENTA QUE UNA AMIGA QUE ACABA DE REGRESAR DE BARCELONA, ESPAÑA, LE PIDIÓ CONSEGUIR MUJERES QUE ESTUVIESEN DISPUESTAS A POSAR DESNUDAS PARA UNA PROPUESTA ARTÍSTICA Y NO FUE TAN DIFÍCIL CONSEGUIRLAS.