Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Café Estrella

‘Claro que soy una diva’

PANAMÁ. . Sólo tenía ocho horas de haber arribado al país. Cansada pidió que le dejaran tomar una siesta, pero una vez retomó energía, e...

PANAMÁ.

Sólo tenía ocho horas de haber arribado al país. Cansada pidió que le dejaran tomar una siesta, pero una vez retomó energía, estuvo bien dispuesta a conversar. Apareció con su prenda imprescindible, un chal, una sonrisa de canto a canto y una fuerte aura de sensualidad. Susana Baca, de 68 años, habló de su rol como artista, sobre ser una mujer negra y como la funcionaría que fue.

IMPETUOSA

La prominente voz e ícono de la música afroperuana y ganadora de dos Latin grammys, canta hoy por primera vez en Panamá, su recital comenzará a las 8:00 p.m., en el teatro Anayansi de Atlapa, como parte de las noches de gala del décimo Panama Jazz Festival. Baca deleitará al público con temas como ‘Taki ti Taki’, ‘Los Gallinazos’ y algunas canciones de su álbum Lamento Negro, con el que obtuvo su primer Latin Grammy en 2002, así como temas de su álbum Afrodiaspora (2011), y quizá el tema ‘Latinoamérica’, de Calle 13, en el cual Baca, la cantautora brasileña María Rita y la artista colombiana ‘Totó’ La Momposina, colaboraron, con el que se le reconocío su segundo Latin Grammy en 2011, podría estar en el repertorio. ‘Habrá una sorpresa’, dijo para mantener la expectativa.

‘Me siento contenta, orgullosa de ser negra y cantante, de llevar mi voz a mi Latinoamérica y que ésta sea un signo de identidad de mi país’, dijo la artista. Sobre sus dos Latin Grammy, Baca considera que Perú se lo merecía. ‘Han sido dos etapas muy bonitas de mi vida y de mucho esfuerzo, porque en mi propio país no me reconocían, sin embargo, yo que venía trabajando desde hace más de 20 años, no tenía gloria, pero al obtener esos premios, la gente de mi país comenzó a sentirse orgullosa, y ahora mi nombre se vuelve una celebración masiva’, reconoce ella.

Sobre el motivo que la llevó a participar en la canción ‘Latinoamérica’, ella explicó que comparte ‘la misma ideología de René, por eso me atreví, porque nuestras voces unidas son voces de protesta, de sentimientos que podemos compartir todos’. Ella considera que su música y el mensaje de dicho tema representan ese pacto por eliminar los ejércitos, ‘esa letra enmarca nuestra historia. Defiende nuestra identidad, a los indígenas, a negros y criollos que luchan por su tierra y que jamás la venderán por nada’, recalcó.

Su otra lucha: las mujeres. ‘Negra presuntuosa’, del letrista Andrés Soto, no es la única canción dedicada al género femenino. La artista sostuvo que las féminas son una de sus preocupaciones, porque como hermana de esas mujeres y como mujer y negra, sabe lo que se vive. Baca puso el ejemplo de su madre, Carmen de la Colina Gonzáles, una afrodescendiente trabajadora y que con sus manos sacó adelante a sus hijos y los educó. ‘Esa es la historia de la mujer latinoamericana, que madruga para ir a trabajar y regresa a la casa para poner la paila. Ellas sacan su pulmón por sus crías. Como dice la canción ‘Mujer’ del cubano Silvio Rodríguez, no hay libro que las aguante’, enfatizó.

En cuanto a la música, Baca, considerada la sucesora de la cantante y compatriota Chabuca Granda, siente que vienen muchas como ella. ‘La mexicana Lila Downs es una más y, aunque no es peruana, es latina y eso igual nos une, porque nuestro ritmo nos conecta. Latinoamérica es una sola patria’.

Recientemente, ella compartió el tema ‘Florence’ con la cantante colombiana Andrea Echeverri de Aterciopelados. ‘Es una canción que le aclara a las niñas esos cuentos de mentiras y que critica esos estereotipos sobre el rol de la fémina en la sociedad. En este disco hay voces nuevas, yo era la abuela del grupo’, contó.

ARTISTA Y POLÍTICA

Baca, quien también fue ministra de la cultura de su país en el gobierno de Ollanta Humala, cargo que ocupó sólo por seis meses (28 de julio al 10 de diciembre de 2011), fue criticada en su gestión. Según los medios de su país, la artista no se entregó el 100% a su cargo. Mientras ejercía la investidura pública, Baca se dedicaba a su vida artística. Ella admitió públicamente que no dejaría de cantar y no lo hizo. En una ocasión tuvo que cancelar un concierto ante las presiones de la oposición. Se le preguntó si aceptaría una vez un cargo público, ‘es una pregunta muy difícil’, dijo. ‘Reconozco que dejé cosas a medias, pero también creo que los medios de comunicación fueron muy crueles. En nuestro país se tiene un concepto errado de ciudadanía, artista y política. Las tres se pueden mezclar sin afectar al país. Así como Brasil nombró en 2008 al artista Gilberto Gil, ministro de la cultura, o como el p anameño Rubén Blades, quien fue ministro de Turismo, estos dos personajes fueron invitados por un partido de gobierno y el mismo país aceptó y creyó en su capacidad. Pues yo creí en mi capacidad y acepté porque creí que mejoraría mi país, pero creo que hubo injusticias’, explicó. Baca, admitió que dejó muchas cosas por cumplir y es por ello le tentaría aceptar otra vez el reto a un puesto público. A raíz de su renuncia, la afroperuana dejó de presidir la Comisión Interamericana de Cultura para el período 2011- 2013 al que fue elegida por la Organización d e Estados Americanos.

DIVA, ESA SOY YO

La revista Rolling Stone la calificó como la diva afroperuana, ¿qué opina ella? Con una gran carcajada, dijo: ‘Claro que soy una diva, he trabajado para eso y me he convertido en una líder de mi comunidad. Creo que sirvo de ejemplo para mi pueblo, los jóvenes y las mujeres’.

Baca contó que en su país hay un gran movimiento de artistas que están trabajando por la música peruana. A ella, a quien le encanta trabajar con jóvenes y les comparte sus conocimientos, dijo que ‘la juventud peruana está teniendo una conciencia de país y me gusta’. Baca, quien en el pasado perteneció a un movimiento musical distinto, de la música revolucionaria, aseguró que siempre lo llevará en las venas.

‘En hora buena nuestras melodías se expanden por el mundo y no dejarán de expandirse’, dijo.