Temas Especiales

22 de Apr de 2021

Café Estrella

Los 60 años que liberaron al arte

FLORENCIA. La Edad Media, que se comprende desde la caída del imperio romano (V) hasta el siglo XV, fue una camisa de fuerza para las ma...

FLORENCIA. La Edad Media, que se comprende desde la caída del imperio romano (V) hasta el siglo XV, fue una camisa de fuerza para las manifestaciones artísticas. Antes de la llegada del Renacimiento, hubo un período de 60 años, que es el eslabón que rompió las esposas que ataron a las musas por siglos.

¿60 años pudieron hacerle mella a 10 siglos? La respuesta es sí y la certifica la macromuestra Primavera del Renacimiento, la que abrirá sus puertas el 23 de marzo.

La exposición reúne una gran cantidad de obras que dieron origen al cambio estético, que fueron el punto nodal que cambió la mentalidad artística de aquel momento, con el trabajo de escultores como Dónatelo, Lorenzo Ghiberti, Luca della Robbia, Michelozzo, Desiderio da Settignano, Mino da Fiesole; al igual que los pintores de frescos y lienzos, Masaccio, Filippo Lippi y Paolo Uccello.

LOGÍSTICA

La directora del Museo Bargelo de Florencia, Beatrice Paolozzi Strozzi, y el director del Departamento de Escultura del Museo Louvre de París, Marc Bormand, realizan una curaduría a cuatro manos y trazaron el contenido histórico de esta exposición, que incluye a 140 obras maestras de este período, que fueron traídas de varias partes del mundo, para que sean parte de Primavera del Renacimiento, en el Palacio Strozzi, en Florencia, Italia, del 23 de marzo al 18 de agosto próximo, y luego del 23 de septiembre de 2013 al 6 de enero de 2014, en el Museo Louvre de París.

Este evento seguramente monopolizará la atención del público amante del arte, durante el verano europeo.

La muestra ilustra a través de 10 secciones temáticas, la génesis de lo que hoy muchos llaman: ‘el milagro del Renacimiento Florentino’, por medio de 140 obras, muchas de ellas esculturas, arte por la cual se desarrolló inicialmente esa revolución estilística.

La exposición ilustra temas significativos de la antigüedad clásica que en la escultura se transformó en un nuevo lenguaje, para dar testimonio del clima espiritual e intelectual de la Florencia de aquel tiempo.

La primera sección de la muestra se abre con una panorámica sobre el pre-renacimiento (1200 y 1300), con obras de Nicola e Giovanni Pisano, Arnoldo de Cambio, para llegar a las obras maestras que exprimen el vértice del primer Renacimiento. Obras célebres que hacen parte del ‘imaginario Colectivo de todo el mundo’, desde las lozas del Brunelescchi y del Ghiberti, realizadas para el concurso que escogería al artista realizador de la Puerta del Paraíso del baptisterio de Florencia, a las dos esculturas monumentales, realizadas por Dónatelo para el edificio de Orsanmichele y el Capanile del Duomo, que juntos a las bellísimas variopintas arcillas en terracota de Luca della Robbia, ayudaron a exaltar el mito de la Florencia del Renacimiento y de un particular gusto estético universal.

Cómo regresó la escultura monumental a ocupar los espacios públicos es el tema de otra sala, en la que también se aborda cómo fue que la escultura estatuaria ejerció una profunda influencia sobre la pintura. Otra sala explicará el aporte del retrato escultórico o ‘a bustos’, que fue un experimento que ofreció un nuevo realismo representativo.

Perspectiva de la historia desgrana cómo la búsqueda de un ‘espacio racional’, representado en los bajorrelieves, estucos, terracotas, lozas, mármol demostraron un esplendor nunca visto anteriormente, puesto que en la Florencia de 1400 se concentraron los encargos artísticos más prestigiosos, casi siempre públicos, que ocuparon amplios ambientes, empleando la escultura, aunque también hubo espacios privados dedicados al culto sagrado; así surgió ‘la ciudad idela’.

Las dos últimas seccione s harán una confrontación entre las tipologías y temáticas de las obras del Primer Renacimiento escultórico y pictórico, en comparación con los precedentes clásicos, desde los sarcófagos al nacimiento de los monumentos ecuestres, el retrato esculpido y un análisis sobre la importancia que tuvo el mecenazgo privado y el encargo público en el impulso decisivo de tan grandiosa legado artístico.