Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Café Estrella

Conoce más de cerca a ‘La gran señora’

PANAMÁ. Con 50 años en la actuación aseguró que sí ha pensado muchas veces en retirarse, pero también manifestó que todavía no le ha pue...

PANAMÁ. Con 50 años en la actuación aseguró que sí ha pensado muchas veces en retirarse, pero también manifestó que todavía no le ha puesto fecha a eso, además, como ella misma lo mencionó entre risas, ‘afortunadamente en el cine y la televisión siempre necesitan abuelitos y abuelitas..’. Fue de esta manera como la reconocida actriz colombiana, Victoria Hernández, rompió el hielo.

SIGUE VIGENTE

‘La gran Señora de la actuación’, como también se le conoce, ha demostrado que al pasar de los años su buen trabajo y desempeño en frente de las cámaras sigue atrayendo las miradas, basta nada más con ver cómo el año pasado obtuvo, nuevamente, los premios más importantes por su participación en sus últimos trabajos, uno es la serie ‘Escobar, el Patrón del mal’ y la otra es la telenovela ‘La Traicionera’, ‘por esos dos trabajos obtuve cuatro premios entre los que estaba el de Mejor Actriz’, comentó la colombiana, quien estaba posada sobre un cómodo sillón, ya que no podía estar de pie mucho tiempo pues hace dos meses le hicieron una intervención en la columna, de la cual salió bien librada.

Hernández, quien hizo su segundo paso por Panamá, después de 13 años, participó este año en una filmación de un largometraje llamado Ciudad Delirio, una historia que habla sobre la salsa (música) en Cali. ‘Es una producción española colombiana muy interesante, es un fresco sobre la ciudad de Cali, y cuenta una historia sencilla para mostrar aspectos de la ciudad, como un lugar preferiblemente salsero’.

Vicky, como le dicen sus amistades, afirmó que nunca ha visto el nombre de ‘La gran señora de la actuación’ como un apodo, sino como un reconocimiento grande a su labor, al hecho de que lleva actuando 50 años y que no es una persona demasiado vieja. Puede ser también, como lo expresó ella, porque ha sido una pionera en el cine, la televisión y en el teatro en su país, cuando eso no estaba de moda. ‘Siempre he mantenido el ánimo de aprender y cada vez que inicio un trabajo es como si fuera el primero, entonces eso ha hecho, tal vez, que continúe vigente a pesar de los cambios. Adoro actuar, me alimenta, me hace sentir feliz’.

LA ACTUACIÓN A TRAVÉS DEL TIEMPO

Para hablar de sus 50 años en la actuación y los cambios que esta carrera ha tenido, Hernández manifestó que podría escribir varios libros, pero que el cambio más relevante podría ser que, en este tiempo, ya no da vergüenza decir que eres actriz o actor, ‘cuando yo empecé eso no existía, no había la posibilidad, no había un público formado, no habían esos espacios como ahora, mayor diversidad de estudio y de trabajo’.

Para la actriz, actuar siempre ha sido una aventura, pero recordó que esto no era bien visto y aseguró que actualmente están involucrados algunos elementos que no tienen nada que ver con la actuación. Está: la belleza,la moda ‘y una serie de cosas que tienen que ver con otros aspectos más glamorosos y que no tienen que ver con el arte de actuar’.

La parte buena, manifestó, es que hoy en día es un trabajo digno al que todavía no se le puede considerar como profesión, porque no está estrictamente a nivel académico en las universidades, pero la gente puede vivir de eso.

Para ‘La gran señora de la actuación’ el cambio más grande he impresionante que ha tenido la actuación durante todos estos años, es el de la proporción inversa entre un gran desarrollo tecnológico, las opciones grandes de producción y a veces el empobrecimiento de las temáticas y los tratamientos de esas temáticas. Ahora se cuenta con mayor recursos, como el pregrabado, que revolucionó en el área de la televisión y mil cosas más que han ocurrido. ‘Eso debería haber dado mayor posibilidad de un mejor enriquecimiento de los temas, mayor profundidad en los diálogos, pero eso no ha sido así, todavía hay problemas en la clase de libretos y el tratamiento de esos temas’.

La colombiana —que regresaba hoy a Bogotá— estuvo de visita en Panamá para formar parte del selecto jurado que escogió al ganador del Concurso Nacional de Oratoria 2013.