Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Café Estrella

De La Renta y su herencia

ESTADOS UNIDOS. Aunque Óscar de la Renta se ha convertido por méritos propios en un auténtico icono en el mundo de la moda desde que cre...

ESTADOS UNIDOS. Aunque Óscar de la Renta se ha convertido por méritos propios en un auténtico icono en el mundo de la moda desde que creó su propia firma en Estados Unidos, el diseñador asegura que no olvida en ningún momento las raíces dominicanas y españolas que, en su opinión, han jugado un papel fundamental a la hora de erigirse como una de las grandes figuras de la alta costura a nivel internacional.

‘Ser latino ha marcado mi moda y mi vida. Ambas llevan ese amor por la vida que es muy nuestro. Todos hablan siempre de mi pasión hispana y es cierto. No podemos olvidar de que además de crecer en Santo Domingo [República Dominicana], rodeado de color, de flores y de mujeres muy femeninas, comencé mi carrera en España con Balenciaga y en París con Lanvin-Castillo. Siendo latino he podido llegar adonde he llegado’, confesó el diseñador durante una entrevista a la revista Vanidades.

La estrecha unión que el modisto tiene con su Santo Domingo natal no se ciñe exclusivamente a la inspiración que esta ciudad le proporciona a la hora de confeccionar sus elegantes diseños, sino que se extiende a otros ámbitos tan dispares como la música, la cultura popular o el particular estilo de vida de los hispanos.

‘Amo la música latina y también la alegría que tenemos. Mi deseo de embellecer a la mujer y rodearla de colores y de detalles muy ricos es parte de mi herencia latina’, reveló.

Aunque los éxitos cosechados a lo largo de su extensa carrera en el mundo de la moda —por los que ha recibido numerosos galardones como la Aguja de Oro o la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil en España— podrían haber desterrado de su recuerdo las dificultades que atravesó cuando era niño, De la Renta todavía recuerda con especial cariño los días pertenecientes a su más tierna infancia en los que se arrodillaba a los pies de su cama para pedirle a Dios un mejor porvenir.

‘La vida es y ha sido muy buena conmigo. Doy gracias a Dios todas las noches rezando la misma oración que aprendí de niño, cuando no imaginaba lo que el futuro me tenía guardado’, aseguró emocionado.