Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Café Estrella

Cupido revoluciona los circuitos neuronales

Según La doctora Natalia López-Moratalla, decir ‘cerebro enamorado’ es una forma de ‘hablar de las conexiones de neuronas que forman una...

Según La doctora Natalia López-Moratalla, decir ‘cerebro enamorado’ es una forma de ‘hablar de las conexiones de neuronas que forman una red específica dentro del laberinto de circuitos que procesan las relaciones personales; lo que se conoce como cerebro social’.

De acuerdo a esta experta ‘el enamoramiento es genuinamente humano ya que es un vínculo afectivo y de conocimiento del otro, además de llevar el componente de impulso erótico. Es mucha la tarea y se reparte entre las tres capas del cerebro y se regula por la acción de moléculas neurotransmisoras y hormonas sexuales’.

Para esta catedrática ‘lo que provoca la vinculación del amor romántico es la perfecta sincronización entre la activación de neuronas de algunas áreas de la corteza, otras del sistema de recompensa y motivación, y de las áreas que procesan los estímulos sexuales, con la desconexión simultánea de áreas asociadas con el juicio crítico y las emociones negativas’.

‘El cerebro funciona bien y sincroniza lo visceral, lo afectivo y lo cognitivo, que fluye a velocidades muy distintas, si el

cableado está bien trazado. El trazado de los cables que conducen la información lo hace cada uno en su cerebro con sus vivencias, experiencias, decisiones. El individuo es responsable de su propio cerebro’, según esta experta.

López-Moratalla indica también que los estímulos de los sentidos juegan un papel sumamente primordial, porque ‘en definitiva el cuerpo, los gestos, la mirada, la forma de moverse, la entonación de la voz, etc. manifiestan a cada persona’. ‘Los encantos son diferentes en el hombre y la mujer’, comenta.