Temas Especiales

28 de Jun de 2022

Ciencia

Avanza vacuna contra el dengue en Panamá

Se inició la tercera fase del ensayo clínico de la vacuna contra el dengue que promete protección contra los cuatro serotipos del virus

Avanza vacuna contra el dengue en Panamá
Avanza vacuna contra el dengue en Panamá

En días recientes, la compañía farmacéutica Takeda anunció la inoculación del primer sujeto en la tercera y última etapa de su ensayo clínico sobre la vacuna tetravalente contra el dengue que se está llevando a cabo en Panamá, Colombia, República Dominicana, Nicaragua y Filipinas. Las etapas anteriores han sugerido que la misma es bien tolerada, inmunogénica contra los cuatro serotipos del dengue y que no presenta problemas de seguridad.

Las inmunizaciones comenzaron el 7 de septiembre en Panamá y a la fecha se han vacunado 2 mil participantes. En total participarán 3 mil niños panameños entre los 4 y 16 años —las edades de los grupos más vulnerables de adquirir dengue y dengue grave—, para un total de 20 mil niños en todos los países participantes.

Se trata de un estudio que busca determinar la eficacia preventiva de la vacuna contra los cuatro serotipos del virus, independientemente de la edad y de si el individuo se ha expuesto previamente a él.

Para ello, contará con dos dosis de la vacuna candidata o un placebo, administrada con 90 días de intervalo.

La fase activa de esta etapa tomará dos años en completarse, seguida por una fase de seguimiento y vigilancia de los casos febriles que tomará alrededor de tres años más.

La vacuna está diseñada para proteger por muchos años después de la inmunización, hipótesis que deberá ser analizada durante la fase de seguimiento a mediano plazo.

UN PROBLEMA ENDÉMICO

El número de casos reportados de dengue probable o sospechado en 2015 fue de casi 3 mil en Panamá. Sin embargo, es posible que la verdadera carga de la enfermedad sea mayor por el número de casos no reportados o con un diagnóstico erróneo.

‘Regiones endémicas en América Latina se beneficiarían de una vacuna que tuviera un perfil seguro que protege contra los cuatro serotipos del virus del dengue tanto en adultos como niños, independientemente de que hayan sido previamente infectados con el virus del dengue,' dijo el Dr. Harold Margolis, ex jefe de la sección del dengue en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos (CDC).

OTRAS VACUNAS

Takeda no es la única compañía que se ha dedicado a desarrollar una vacuna contra esta enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti. Varias vacunas, con diferentes estructuras y mecanismos de protección, están siendo investigadas actualmente en fases dos y tres.

3000

PARTICIPANTES

Panameños entre 4 y 16 años participarán en la tercera fase del ensayo clínico de la vacuna contra el dengue de la compañía Takeda. En total serán 20 mil niños en 5 países.

La Dengvaxia de Sanofi Pasteur es la primera vacuna investigada y recientemente superó el escrutinio científico de la fase tres. Los investigadores panameños explican que, aunque ya ha sido aprobada comercialmente en algunos países, tiene ciertas limitaciones para ser introducida de forma rutinaria en muchas regiones. Por ejemplo, no es tan eficaz en sujetos que nunca han sufrido de dengue, como tampoco en niños menores de nueve años o contra infecciones por el serotipo 2 del virus.

La OMS ha sugerido su introducción en países con elevada prevalencia de dengue previo (70% de la población) y estimula a investigar otras vacunas a corto plazo.

‘La vacunación puede ofrecer un falso sentido de seguridad y propiciar la reducción en las medidas de control del vector, evento que paradójicamente podría incrementar los casos de dengue', advierten los doctores Xavier Sáez-Llorens y José Jimeno. ‘Por otra parte, el mismo vector que transmite dengue, transmite otros virus potencialmente peligrosos como Zika, Chikungunya, Mayaro y Fiebre Amarilla. Por tanto, los programas de control del vector deben ser reforzados y mantenidos indefinidamente, aunque surjan vacunas efectivas'.

CIENCIA DE CALIDAD

Panamá fue escogido para participar de esta investigación internacional, debido a su gran experiencia en investigación con vacunas, numerosos investigadores de primera calidad y organismos éticos de confianza que aseguran la protección de los sujetos participantes. Así lo confirma el investigador principal en el país y coordinador internacional del proyecto, Sáez-Llorens.

El equipo completo consta de un sub-investigador médico y responsable de la logística, rol que cumple Jimeno, así como aproximadamente 100 profesionales de la salud —pediatras, médicos generales, enfermeras, farmacéuticos, laboratoristas, sicólogos, biólogos, trabajadores sociales, digitadores, asistentes—, de diversas instituciones del país.

Entre ellas, Cevaxin (Centro de Vacunación Internacional); el laboratorio del Instituto Gorgas donde se preparan las muestras para análisis molecular; el Hospital del Niño, donde se encuentra el comité de ética responsable de la aprobación del proyecto; y el Ministerio de Salud como entidad regulatoria de investigación en el país.