Panamá,25º

11 de Dec de 2019

Ciencia

Un laboratorio escolar para el futuro

Una inmersión al nuevo ‘espacio para hacedores' del Metropolitan School of Panama (MET) y su filosofía de enseñanza

Este año, el Metropolitan School of Panama (MET) ha habilitado un laboratorio en el que sus alumnos aprenden desde costura y medios audiovisuales, hasta diseño arquitectónico e impresión 3D.

Se trata de un espacio de hacedores ( makerspace ), donde los estudiantes pueden encontrar todas las herramientas necesarias para crear soluciones innovadoras en tareas de materias escolares clásicas, como las matemáticas o la biología.

‘EGO< Este laboratorio le permite a los niños crear y pensar mucho más allá del lápiz y el papel',

MONTSERRAT KHEMLANI

COMUNICACIONES DEL MET

‘La tecnología avanza a gran velocidad y tener acceso a esta desde una edad temprana, le permite a los niños crear y pensar mucho más allá del lápiz y el papel', dice Montserrat Khemlani, encargada de comunicaciones del Metropolitan School of Panama (MET), ubicado en Ciudad del Saber, Clayton.

El mes pasado concluyó el Innovation Camp, uno de los programas abiertos a niños de entre 9 y 11 años, realizado en este laboratorio, donde se ubican las impresoras 3D a disposición de los menores.

MODELADO 3D

Los alumnos de este proyecto recibieron clases para diseñar sus propios objetos y también usaron modelos prediseñados que descargaron de Internet e imprimieron en tres dimensiones.

Los objetos, entre ellos una réplica de la Torre Eiffel, un ‘spinner' y un cobertor de teléfono móvil, están hechos con filamentos de colores.

‘Como todo proceso de diseño, hay muestras y objetos que no funcionan, por eso estamos por adquirir una máquina para reciclar los restos', añade Khemlani.

A lo largo del año, este makerspace plantea un interesante modelo de aprendizaje: una clase de biología en un salón de clases convencional, puede terminar en este ‘espacio de hacedores' imprimiendo un hueso en 3D.

EDUCACIÓN MODERNA

Esta habitación, donde los niños dejan que su imaginación se materialice a través de legos, modelado digital, costura y carpintería, se alza como un complemento ideal para preparar a los profesionales del futuro. Además, es un espacio para crear de acuerdo con las necesidades.

Por ejemplo, los escritorios de madera, donde se ubican los ordenadores, fueron diseñados por los propios alumnos y armados entre ellos y sus maestros.

A esta sección se suma un centro de medios, donde los estudiantes exploran técnicas audiovisuales y el teatro.

Todo esto está envuelto en la metodología que utiliza el colegio que es la International Baccaulaureate (IB), que promueve la interdisciplinariedad en los niños, la curiosidad y la búsqueda de soluciones a problemas.

Cuando los estudiantes llegan a sexto grado, continúa la encargada de comunicaciones del MET, los niños utilizan todos sus recursos para crear un proyecto que resuelva un problema en su sociedad.

‘Tratamos de desarrollar al niño por completo, no solo académicamente, sino también en deportes y artes, y que puedan aplicar lo aprendido para resolver problemas reales en el mundo', concluye Khemlani.