07 de Dic de 2022

Ciencia

Yessica Sáez, una laureada ingeniera e investigadora

Hoy, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, la Dra. Yessica Sáez, docente e investigadora de la Universidad Tecnológica de Panamá (Centro Regional de Azuero), recibe un reconocimiento por la Oficina de Metas de esa institución académica, en compañía de otros colaboradores.

Yessica Sáez, una laureada ingeniera e investigadora
La doctora Yessica Sáez es ex becaria e integrante del Sistema Nacional de Investigación de la Senacyt.Cedida

Ingeniera, investigadora, docente universitaria, deportista, escritora, esposa y mamá de un niño de 2 años: la santeña Yessica Sáez Barrios es una mujer que lleva varios sombreros.

A sus 35 años, esta científica de la Universidad Tecnológica de Panamá (Centro Regional de Azuero) es autora de más de 40 publicaciones, entre artículos de revistas y memorias de congresos, de los cuales alrededor de 25 son publicaciones en revistas nacionales y/o internacionales indexadas de impacto.

Esta integrante del Sistema Nacional de Investigación y presidenta de la Sociedad de Comunicaciones (ComSoc) del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE) sección Panamá ha sido merecedora de diversos galardones por su destacada trayectoria científica, entre los que está el Premio “Joven Profesional” de Latinoamérica de la Sociedad de Comunicaciones del IEEE.

Además, ha sido designada “Member at large” del comité Women in Communications Engineering, que pertenece a ComSoc del IEEE a nivel global.

Dicho comité tiene como misión promover la visibilidad y los roles de las mujeres ingenieras en comunicación y proporcionar un espacio para su crecimiento profesional. Solo dos latinoamericanas están presentes en el comité. Por otro lado, hoy, viernes, la Dra. Sáez participa en un acto de reconocimiento de la Oficina de Metas de la UTP en que dicha institución le brinda un espaldarazo a colaboradores que han obtenido alguna distinción externa.

Ataviada con tonalidades tierra, y luciendo una larga melena castaña, la Dra. Sáez se apersonó a la Senacyt ante la solicitud extendida por esta servidora para hacerle una sesión de fotos que acompañaría una entrevista sobre sus proyectos, la cual publicaría hoy, viernes, 11 de febrero, a propósito del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Esa mañana, había partido de su hogar en Chitré, Herrera, a la 1:00 a.m. Antes de nuestra reunión, debía asistir a una cita de seguimiento de control en el Instituto Oncológico Nacional debido a que es sobreviviente de cáncer de mama, y actualmente se encuentra en remisión.

“La ciencia abarca todos los aspectos de la vida. Es la explicación a todo lo que nos rodea, y nos da respuestas a todo tipo de preguntas que nos hacemos a diario”, reflexiona la ingeniera en electrónica y telecomunicaciones de la UTP, que cuenta con una maestría y doctorado en ingeniería eléctrica cursados en Texas A&M University (como ex becaria doctoral de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación).

Su línea de investigación está orientada a la implementación de tecnología para resolver problemas. “Lo que más disfruto de hacer investigación es ver los desarrollos y los prototipos implementados. Recibir la retroalimentación de los usuarios finales y escucharlos hablar de la utilidad de estos y emocionarse de cómo ese avance les está siendo o les será de gran ayuda es lo que le da más valor a lo que hago”, relata en una entrevista en la que comparte detalles de su vida profesional y personal, en donde resalta su interés por comunicar la ciencia, y por empoderar a otros jóvenes a optar por carreras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (Stem).

¿Cómo se considera Yessic Sáez

Soy una mujer introvertida, determinada, enfocada y apasionada por la vida.

¿Qué la motivó a optar por la ingeniería?

Desde muy pequeña siempre tuve afinidad por las matemáticas y la física. Recuerdo siempre inscribirme en los concursos de la escuela. También recuerdo que las consolas de videojuegos y computadoras de escritorio que tuvimos en casa mi hermano y yo las compartíamos, y siento que este tipo de acciones impactó mi confianza hacia los recursos digitales. Además, tengo un hermano mayor, quien, al ser ingeniero civil, se convirtió en mi “role model”.

Siempre quise ser ingeniera, pero no me decidía por cuál rama. Durante mis dos últimos años de colegio tuvimos muy buena orientación académica y profesional por parte de las universidades que promocionaban sus ofertas académicas en las áreas de Stem, en las que nunca se nos habló de carreras afines para hombres o mujeres, sino que se enfocaron en destacar los campos de trabajos, las aplicaciones y a abrir nuestros horizontes sobre dónde nos quisiéramos ver en nuestro futuro. Fue allí donde descubrí que me llamaban la atención las telecomunicaciones.

Mencione algunos de sus proyectos de investigación.

Actualmente, soy la Coordinadora del Grupo de Investigación Ingeniería de Telecomunicación y Sistemas Inteligentes Aplicados a la Sociedad del Centro Regional en Azuero de la UTP.

Entre los proyectos en los que colaboro están uno relacionado al diseño e implementación de sistemas basados en TIC para ayudar en la movilidad interior de personas con discapacidad visual para promover su inclusión social. Así mismo, trabajo en el desarrollo de una red de monitoreo basada en Internet de las cosas (IoT) para la generación de indicadores de contaminación del aire en Panamá.

Además, estoy elaborando un estudio sobre el impacto de la integración masiva de vehículos eléctricos a la red eléctrica de Panamá, y estoy por iniciar uno relacionado con la implementación de herramientas de tecnologías de asistencia para mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad; todos estos financiados por la Senacyt.

Tengo otros tres proyectos que están por obtener la recaudación de fondos. Uno de ellos tiene que ver con el uso de tecnología “asistiva” basada en IoT para mejorar la calidad de vida en personas con Enfermedad de Parkinson, otro sobre la optimización aplicada en el desarrollo de sistemas de control del recurso de agua en la agricultura en Panamá, y una investigación vinculada con el desarrollo de un sistema basado en tecnología para el seguimiento y prevención del robo de ganado.

Desde su experiencia como docente universitaria en Azuero, ¿cómo ha percibido el interés de los jóvenes para estudiar carreras Stem?

Actualmente, hay poco interés en general por parte de los jóvenes hacia carreras Stem. Esto podría llevar a una escasez de talento para las empresas del sector. En este sentido, los padres, las instituciones educativas, las empresas, los gobiernos y los profesionales Stem debemos focalizarnos en este problema y animar a más jóvenes a participar en estas disciplinas. Existen muchas formas de hacerlo como, por ejemplo, modelos de rol y mentores para desarrollar programas de orientación en las escuelas para que las niñas y los niños estén en contacto con profesionales Stem en ejercicio.

¿Qué hace en su tiempo libre?

Me gusta mucho el cine y los libros, sobre todo los de ciencia ficción, y esta es una de las razones por las que surgió mi deseo de ser como mis personajes favoritos de esas historias. Una de mis pasiones, además de la ingeniería y la investigación, es la escritura. De hecho, soy autora de un libro autobiográfico titulado Una mordida a la vez, que relata mi historia de lucha y supervivencia contra el cáncer de mama. Porque una parte de mí, que no me define por completo pero que forma parte de mi esencia, es que soy sobreviviente de cáncer de mama y aún me encuentro en remisión. Por esto, también disfruto mucho realizar actividades de concientización sobre la detección temprana y programas de voluntariado social.

¿Qué mensaje enviaría para entusiasmar a más jóvenes a estudiar una carrera Stem?

El mensaje más claro que pueda enviar a los jóvenes para que se interesen en carreras Stem es que eliminen los mitos y cambien sus percepciones acerca de las mismas. Lo menciono porque una de las razones detrás de la impopularidad de las asignaturas Stem podría ser cómo se perciben. Algunos jóvenes consideran que las matemáticas y las ciencias son aburridas o incluso que son demasiado difíciles. Por ende, los profesionales Stem, las instituciones educativas, los docentes y los gobiernos tenemos la gran tarea y la responsabilidad de educar a los jóvenes sobre cómo las materias Stem tienen una aplicación e impacto directo en muchas áreas diferentes. Es nuestra responsabilidad mostrarles a los jóvenes los profesionales de Stem que trabajan a la vanguardia en nuestro país y en el mundo y darles ejemplos de aquellos que están resolviendo problemas del mundo real todos los días y están jugando un papel clave en la arquitectura de nuestro futuro.

“El mensaje más claro que pueda enviar a los jóvenes para que se interesen en carreras STEM es que eliminen los mitos y cambien sus percepciones acerca de las mismas. Lo menciono porque una de las razones detrás de la impopularidad de las asignaturas Stem podría ser cómo se perciben”