Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Cine

Un encierro monstruoso

Tras un supuesto ataque masivo al planeta, un desconocido mantiene cautiva en un bunker bajo tierra a una a joven con el pretexto de mantenerla con vida

La historia de Avenida Cloverfield 10 es tan sencilla como atrapante. En los primeros diez minutos casi no escuchamos una sola palabra. Los actos narran lo que sucede, y así entendemos que Ben (Bradley Cooper), que llama angustiado y deja un mensaje tras otro, fue abandonado por su pareja Michelle (Mary Elizabeth Winstead). Ella dejó las llaves y una nota sobre la mesada, y ahora escapa hacia algún lugar por la ruta.

En ese momento es cuando la verdadera historia comienza. Un accidente de auto da paso al título de la película y a continuación la protagonista despierta en una habitación sin ventanas y bajo llave. Tiene una pierna lastimada, casi no puede moverse, no lleva los pantalones puestos y cuando logra llegar a su celular, al otro lado de la habitación, descubre que no tiene señal.

Lo más inquietante, aún así, es el hombre que entra por la puerta en los siguientes segundos. ‘¿Por qué me hace esto?', pregunta ella. ‘La quiero mantener viva', responde él. Su nombre es Howard (John Goodman) y es cuestión de algunos minutos más para que le cuente que hubo un ataque, uno grande, en todo el planeta Tierra, y que están vivos porque se encuentran en un bunker bajo tierra que él mismo construyó.

Ella agradece, pero no le cree. Con razón no le cree. El hombre es misterioso, su rostro es difícil de descifrar y, por si fuera poco, le dice que no puede dejarla escapar porque afuera está el aire contaminado. Esta vez, sin embargo, le deja la puerta de la habitación abierta.

Cuando sale por primera vez, Michelle descubre que en ese bunker enorme con todos los suministros para sobrevivir por algunos años vive una tercera persona: Emmet (John Gallagher Jr.), un vecino que aparentemente también busca mantenerse con vida después del ataque masivo que sufrió el planeta.

Pero cuál es la verdad. ¿Howard es realmente un ex militar tan paranoico, precavido y bondadoso que construyó ese bunker para salvarse, o en realidad está viviendo un secuestro al estilo de la reciente La Habitación , de Lenny Abrahamson?

Esa es la pregunta que guía la trama, y más allá del apadrinazgo de J.J. Abrams y de las interpretaciones de los actores —en especial la de Goodman, que aprovecha con maestría las ambigüedades de su personaje para moverse entre la oscuridad y la inocencia—, el novato director Dan Trachtenberg sabe cómo manejar los tiempos del espectador.

El film responde algunas preguntas en el mismo momento en el que son planteadas mientras deja otras pendientes que varían en forma constante según las respuestas y el humor del extraño Howard, el anfitrión del bunker. De esa forma se generan momentos de tensión, de misterio y también de incertidumbre.

Es probable que para algunos el desenlace no esté a la altura del resto de la película. Pero sin ahondar demasiado ni hacerse más preguntas que las que el film propone —y lo hace muy bien—, lo cierto es que no hay vueltas absurdas y todo encaja en una trama interesante. Para los que estén buscando una propuesta de suspenso, ciencia ficción y un poco de miedo, esta es sin duda su película del mes.

==========

BAJO LA LUPA

La trilogía Cloverfield

En el cine actual, repleto de sagas y trilogías, estamos acostumbrados a que las continuaciones de películas repitan una fórmula que ya vimos. Pero Avenida Cloverfield 10 no tiene esa relación con su antecesora Cloverfield, de 2008.

La marca se repite, es cierto, el horror se mantiene y J.J. Abrams es el productor de las dos realizaciones. Pero la acción y el movimiento constante de la primera entrega ahora se transforman en todo lo opuesto: misterio y claustrofobia. Y si la esencia de una era mostrar para contar, la del estreno de esta semana es contar más de lo que se muestra.

Podría afirmarse, aún así, que las dos películas son parte de un mismo universo ideológico, por llamarlo de alguna manera. Uno en el que también podrían encontrarse películas como Distrito 9 (2009) o Chappie (2015), del sudafricano Neill Blomkamp. Y en cierta forma lo son, de manera casi accidental.

Según los rumores y las propias afirmaciones de Abrams luego de la sorpresiva presentación del primer tráiler de la película, hace sólo unos meses, ese universo podría ampliarse con una tercera entrega para formar trilogía. Lo que todavía no sabemos es si habrá que volver a esperar ocho años hasta su estreno.

==========

‘No hay vueltas absurdas y todo encaja en una trama interesante. Para los que estén buscando una propuesta de suspenso, ciencia ficción y un poco de miedo, esta es sin duda su película del mes'.