La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Cine

‘Diciembres', un filme en honor a las víctimas de la Invasión

El director Enrique Castro Ríos revela detalles de su obra, que se proyectará el 6 de diciembre, en salas comerciales

‘Prohibido olvidar' es la consigna de no pocos panameños en torno al 20 de diciembre de 1989. Una fecha en la que soldados estadounidenses irrumpieron en Panamá, con bombas, sobre el popular barrio El Chorrillo (donde se ubicaba el Cuartel Central de las Fuerzas de Defensa) y a su vez invadieron diversos puntos del territorio nacional.

A pocos días de conmemorar este hecho, el cineasta Enrique Castro Ríos, con su cinta Diciembres , que estrena el 6 de diciembre, pretende rememorar estos sucesos. Y es que ya son 29 años de la Operación Causa Justa, que tuvo como fin derrocar al dictador Manuel Antonio Noriega. Muertes, heridos, convulsiones sociales y actos violentos en el país fueron las consecuencias.

PROYECCIÓN NACIONAL

Diciembres es un drama familiar con imágenes inéditas de los hechos bélicos durante la invasión. Un filme que obtuvo una mención especial del jurado de la decimoséptima edición del Festival de Cine Independiente de Roma (RIFF), por su guión.

‘La memoria de los panameños puede olvidar los hechos del 20 de diciembre de 1989', sostiene Castro Ríos. Agrega que ‘la historia, como la conocemos y como la practicamos, se maneja ensalzando ciertos eventos y ocultando, ignorando o pervirtiendo otros'.

Castro Ríos, director de Diciembres , que estrenó a nivel mundial el 7 de abril de 2018 en el Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF), detalla que ‘reflexionar, analizar y poco a poco entender la invasión de manera más profunda nos ayudaría a confrontar problemas sociales que nos siguen afectando: el clasismo, el racismo, el odio propio que nos lleva a identificarnos con el atacante y no con el atacado, olvidando a este último y justificando un acto de guerra excesiva e innecesariamente violento'.

La película reflexiona sobre el valor de las imágenes: un joven fotógrafo documentó la invasión, acción que le costó la vida. Diez años después, en un Panamá que ha olvidado a los muertos que dejó la invasión militar y que se prepara para recibir el Canal Interoceánico de manos de la nación que lo atacó, el protagonista guía a tres sobrevivientes de los hechos violentos, su hijo, su mujer y su madre; hacia una reconciliación.

Los cuatro personajes no tienen nombres, pues ‘las víctimas tampoco los tenían. Sólo conocemos y recordamos los nombres de un puñado de ellas', declara Castro Ríos.

El proceso de selección de los protagonistas fue ‘difícil'. ‘Tuvimos muy poco tiempo para seleccionar intérpretes y preparar actores naturales, no profesionales, junto con actores profesionales', admite el especialista egresado de la Universidad de Brown, en Estados Unidos.

‘Los cuatro personajes no tienen nombres, pues las víctimas tampoco los tenían. Sólo conocemos y recordamos los nombres de un puñado de ellas',

ENRIQUE CASTRO RÍOS

DIRECTOR DE CINE

Afirma que participar en un filme no es tarea fácil. ‘He actuado para cine y sé que no es lo mismo un ensayo bajo la contención y cuido de una directora; y un rodaje con docenas de técnicos que, por más sensibles que sean, llaman la atención del actor natural'.

Pese a los retos, Castro Ríos reconoce que ‘los intérpretes naturales como Alex Jiménez (el Pelaíto) y Delicia Montañez (la Anciana) brillaron junto con el talento profesional de Nina Vincent (la Mujer) y Jerónimo Henao (el Hombre)'.

Diciembres ha recibido ‘muchas' críticas negativas ‘porque es una película imperfecta, pero es también un trabajo de amor', reflexiona su director, a la vez que evoca la experiencia de un blogger que la vio durante el IFF Panamá: ‘Él se preguntaba cómo gran parte de la audiencia a su alrededor podía estar reducida a lágrimas si para él la película no lo ameritaba, y concluía que era por el trauma no explorado de la invasión'. ‘Puede ser' —continúa Castro Ríos— ‘pero si Diciembres aporta a esa exploración a pesar de todas sus imperfecciones, estamos contentos'.

Altas son las expectativas del director de cine con respecto al aporte del filme en la sociedad panameña, a lo largo de 2019. Uno de sus objetivos es que los panameños reflexionen sobre lo íntimo y global en torno a la invasión.

Además, que ‘nos permita cuestionar por qué las víctimas y sobrevivientes de la ocupación militar aún siguen viviendo en situaciones de pobreza y de violencia, diseminados treinta años después en una docena de barriadas creadas para desplazarles de El Chorrillo a casas de muy baja calidad', concluye el cineasta.

La cinta también se proyectará en el 40 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, en La Habana, Cuba, el próximo 6 de diciembre.