Temas Especiales

26 de May de 2020

Cultura

¿Qué hago:mi hijo es zurdo?

Z urdo o diestro todos los niños son iguales. Para la sicóloga Maruquel González, “el hecho de que un niño sea zurdo puede afectarlo en ...

Z urdo o diestro todos los niños son iguales. Para la sicóloga Maruquel González, “el hecho de que un niño sea zurdo puede afectarlo en su desarrollo, incluso el aprendizaje en la escuela se les hace más difícil. Pero que el niño sea zurdo no es ningún problema”.

Aunque algunos piensan que utilizar la mano izquierda es un mal hábito que se adquiere durante la infancia, según la sicóloga “en realidad no es un hábito en sí, es parte de la genética del cerebro. La parte heredada por nuestros padres, es la parte del hemisferio derecho que controla el movimiento motor de la mano izquierda”, acota la sicóloga.

De acuerdo con González, “a los infantes no se les debe impedir usar la mano izquierda”. De intentar hacerlo “sería un trabajo enorme para que la persona escriba de forma derecha, pues su cerebro le está pidiendo que escriba con la izquierda”. “Se les debe dejar utilizar la mano que quieran, pues esto es parte del desarrollo humano. Si se les impone que utilicen el lado derecho, le estarán complicando la vida de forma sustancial. Incluso le estarán limitando su capacidad de respuesta”.

Y es que los niños zurdos obligados a utilizar la mano derecha pueden desarrollar tartamudeo, dislexia, y problemas de conducta y coordinación. Para superar esto, es muy importante contar con la colaboración de los que están alrededor del infante. Tanto padres como profesores tienen que hacer que el niño zurdo sea plenamente consciente de que no sufre ninguna anomalía, y que sus aptitudes intelectuales y físicas se desarrollarán del mismo modo que las de sus hermanos, amigos y compañeros.

Marcado porcentaje de zurdos: EFE-Más del 10% de la población mundial es zurda, y pese a ello cosas que comprenden desde las tijeras a las cámaras de video están hechas para los diestros a menos que se compren en tiendas especializadas.

Durante su infancia, el niño zurdo aprende lo mismo que los niños diestros, pero con la dificultad añadida de usar la mano izquierda en un mundo en el que todo lo que le rodea se le presenta en la dirección equivocada. En los tres primeros años de vida, ellos son totalmente ambidiestros, es decir que utilizan indistintamente la mano izquierda o la derecha.

A partir de esa edad, durante el llamado período de quirilancia, suelen usar por igual las dos manos, aunque poco a poco se van decantando por la derecha o la izquierda. Pero no se puede saber con certeza si tiene zurdera antes de los seis o siete años. En muchos casos, la zurdera afecta también a los pies, ojos y oídos.

Un niño zurdo preferirá chutar el balón o empezar a subir una escalera con el pie izquierdo.

Si mira por un telescopio o por un tubo lo hará con el ojo izquierdo, y si pega el oído a algo para oír mejor será también el oído izquierdo. Para saber si tu hijo es zurdo no tiene más que observarlo, ver qué lado del cuerpo utiliza más a menudo y con más habilidad.

“Desafortunadamente, a nivel social los niños y jóvenes zurdos son tratados de forma diferente, algunos rechazados. Incluso anteriormente se pensaba que los zurdos tenían menor coeficiente intelectual. Pero actualmente, las escuelas son diseñadas por lo general con bancas para diestros. Y en algunos casos son obligados por los padres o maestros a utilizar la mano derecha”, acota la experta.

Para recordar que los niños zurdos tienen derechos, el pasado 13 de agosto se celebró el Día Mundial de los Zurdos.