Temas Especiales

18 de Sep de 2020

Cultura

El impacto de un diagnóstico

Desde el primer momento, en que la mujer recibe la noticia que tiene cáncer de mama, comienza a experimentar lo que yo llamo una “tromba...

Desde el primer momento, en que la mujer recibe la noticia que tiene cáncer de mama, comienza a experimentar lo que yo llamo una “tromba emocional”. Es una especie de abanico de emociones que rondan su mente, sensaciones entre mezcladas de tristeza, rabia, terror, enojo, o temor s resultan muy normales.

Les sugiero que en el caso de que estas emociones se prolonguen demasiado, busque ayuda profesional, sobre todo si anteriormente ha padecido de algún trastorno psicológico (ansiedad, depresión, manía…).

Cómo hacer frente a estas emociones. En este proceso de cambio inexorable tendrá que experimentar un sinfín de emociones desde la rabia, enojo, irritabilidad, pasando por la culpabilidad, hasta llegar a la tristeza y depresión, entre otras, lo cual la hará sentirse vulnerable.

Pero no se apegue a las sensaciones, déjelas fluir por su mente, pero no las retenga, no ahogue en ellas o con ellas. Usted no es culpable por lo que le sucede ni tampoco se califique como una mujer débil, sin recursos interiores. Las pruebas son eso, un reto para superarlas.

Tiene que atravesar forzosamente un proceso de ajuste en su vida, y le será de mucha ayuda expresar y desahogar lo que siente. No sirve de nada reprimir o acallar sus sentimientos, pensando que puede aumentar la angustia a sus seres queridos.

Por eso la necesidad de comunicarse con su familia de manera apropiada y franca. No se ponga a la defensiva o agresiva ante las respuestas de los demás. Ellos están tan preocupados como ud. Y con esto le muestran interés.

Exprese, mejor, su necesidad de silencio y soledad en ocasiones de baja tolerancia. Es esencial que ellos sepan cómo le deben cuidar y apoyar sin temor.

El hecho de que conozcan su diagnóstico y saber que usted cuenta con su apoyo facilita su adaptación. Siempre con amor y comunicación las cosas mejoran.

Cómo afrontar la mastectomía. Para la mayoría de las mujeres, sobre todo adultas, que ya tienen resuelta su vida familiar, es muy traumático y normal. Cuánto más lo será para aquellas jóvenes que empiezan a vivir y que con este diagnóstico se enfrentan a una serie de limitaciones físicas y psicológicas que deben vencer.

Cuando se recibe el diagnóstico, aparece ineludiblemente la sombra de un fantasma. El hecho de tener que vivir con lo que representa una pérdida del atractivo físico, de su femineidad, de su capacidad de amar, de ser amada, de ser madre, la ubica en una situación de discapacidad que se traslada a las esferas de la seducción y de la relación de pareja.

De ahí la importancia de la participación de su marido o compañero, desde un primer momento. Su compañía le alentará en cada paso de su evolución. Es muy importante en estos momentos que el hombre a su lado tenga una buena actitud, le haga sentir mujer siempre, mujer primero, apoyada y amada de manera infinita. Con ello el paso por la oscuridad puede ser alumbrado con la llama del amor.