Temas Especiales

04 de Ago de 2021

Cultura

Reina de la dinastía Vergara Jaén

PANAMÁ. No hay dudas de que el Carnaval tableño no tiene rival. La alegría e ingenio de su gente logran su máxima expresión en esta tr...

PANAMÁ. No hay dudas de que el Carnaval tableño no tiene rival. La alegría e ingenio de su gente logran su máxima expresión en esta tradicional fiesta, donde Calle Arriba de Las Tablas tiene un sitial de renombre y fama en el ámbito nacional e internacional. La promesa de su reina, ofrecer a los visitantes una fiesta sin igual, llena de lujo, donaire y mucha agua, usualmente se cumple. Y este año no será la excepción, Eliany Janeth Caballero Vergara, reina de la tuna de la gente distinguida, es la reponsable de ofrecer cuatro días de inolvidables momentos a propios y foráneos en la cuna del folklore y de las tradiciones. La bella joven de 22 años es amante del teatro, de la música y posee una licenciatura en Administración de Empresas Turísticas a la que se suma ser heredera de una dinastía que con ella tiene 11 reinas en 56 años de Carnaval. La anfitriona, hija de la reina de 1977, Eira Janeth Vergara, ha acariciado desde niña el sueño que es hoy una realidad. Por eso manifiesta sentirse sumamente complacida de presidir las festividades carnestolendas del 2009. “Mi experiencia ha sido maravillosa no me queda queja alguna”, afirma. Eliany agradece a su familia, amigos y todos los organizadores de Calle Arriba el apoyo recibido durante el largo camino que culmina en estas fechas, donde la solidaridad de un pueblo se deja sentir con más fuerza. La soberana de Calle Arriba extiende una invitación a los lectores de La Estrella para que visiten la región y disfruten del despliegue de lujo, creatividad y sobre todo hospitalidad de los tableños.

Para hoy, Calle Arriba estará gozando con los reguetoneros Freddy Sky, Murder Cat y Sergio Mix. En tanto, la murga de “Los distinguidos”, dirigida por el maestro Avenicio Núnez acompañará las picantes tonadas que hablan de la rivalidad de las calles tableñas, pero unen a un pueblo en pos de la alegría.