Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Cultura

El asombroso viaje de Pomponio Flato

E l escritor catalán Eduardo Mendoza regresa al género detectivesco de sus primeras novelas con “El asombroso viaje de Pomponio Flato”, ...

E l escritor catalán Eduardo Mendoza regresa al género detectivesco de sus primeras novelas con “El asombroso viaje de Pomponio Flato”, una novela “light” que discurre en el siglo I de nuestra era.

El filósofo romano Pomponio Flato viaja por los confines del imperio en busca de unas aguas que, de acuerdo con un papiro encontrado en un tumba etrusca, le proporcionará la sabiduría a quien bebiese de sus aguas. Los efectos secundarios de la ingesta de este líquido incluyen albinismo en las vacas y diarrea en los humanos.

Este ciudadano romano de familia patricia emprende un viaje de dos años probando todas las aguas que encuentra en su camino sin obtener los resultados anhelados y menoscabando su salud con problemas intestinales.

Guiado por el azar, en su obstinada peregrinación llega a Nazaret, pueblo sometido a la jurisdicción romana, en el que va a ser ejecutado José, carpintero judío del pueblo, convicto del brutal asesinato del rico Epulón. José está a punto de ser crucificado tras haber sido declarado culpable del asesinato.

Jesús, hijo del carpintero, convence a Pomponio Flato para que emprenda una investigación encaminada a descubrir la verdad de los hechos y la identidad del auténtico homicida: “Epulón, como todo hombre dotado de raciocinio y riqueza, había anticipado el hecho inexorable de su muerte. Había previsto algunas acciones que habían de realizarse cuando él dejara este mundo.”

Efectivamente, Epulón había contratado a José para que le hiciera un trabajo en la biblioteca. Al ser reconocido por el carpintero decide eliminarlo e inculparlo de su muerte y desaparecer.

En un simulacro, el notorio bandido Teo Balas, famoso por su crueldad y costumbres sanguinarias, se hace pasar por el muerto. Balas asesinaba por la espada a los varones y a las mujeres las colgaba de los tobillos para cortarle los pechos y beber la sangre de los niños. Se hizo pasar por un ciudadano respetable, llegándose incluso a casar con una viuda. Asesinó a la prostituta samaritana que interpretaba los sueños para que nadie conociese su verdadero origen.

Eduardo Mendoza ha obtenido varias distinciones a lo largo de su carrera literaria, entre las que se encuentran el Premio Fundación José Manuel Lara Hernández a la mejor novela del año, y el Premio de la Crítica en el año de 1975, que obtuvo por su primera novela, titulada “La verdad sobre el caso Savolta”. Su penúltima obra fue “El último trayecto de Horacio Dos”, publicada en el 2002.