Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Cultura

Gazpacho andaluz

Es extraño que esta sopa no tenga en Panamá la demanda que pudiera esperarse, puesto que es una sopa fría, refrescante y que quita la se...

Es extraño que esta sopa no tenga en Panamá la demanda que pudiera esperarse, puesto que es una sopa fría, refrescante y que quita la sed, además de alimentar a un precio económico, pero no es consumida por la inmensa mayoría, es más yo diría que es hasta desconocida. Es una sopa de pobre, puesto que los ingredientes básicos no son de elevado costo. Por ejemplo, se utiliza pan duro que son sobras, pepino, vinagre de vino, tomate, cebolla y ajo como ingredientes principales. El más caro sería el toque de aceite de oliva, insustituible porque sino, no sería gazpacho. Después hay quien le añade pimiento rojo y verde, almendras, jerez.

Total que yo he probado algunos hasta que les han añadido apio. Como la paella , que es muy conocida en el mundo, pero si existen variaciones modernas y tradicionales como el ajo blanco que son maravillosas o el gazpacho de melón que es sencillamente genial. La receta es básicamente el remojar el pan duro con vinagre, agua, aceite de oliva y sal. A partir de ahí empieza la mezcla de ingredientes donde el pepino, ajo y cebolla son imprescindibles. Después ya uno si quiere más color o menos, más sabor o menos, empieza a añadir ingredientes.

Para guarnición se suelen picar pepino, cebolla y tomate para que se le pongan a manera de tropezones, además se le suele poner pan frito como guarnición. Modernamente se están usando mariscos como guarnición así como otra clase de vegetales para dar sabores distintos, ahora incluso el uso moderno del gazpacho es en rayado después de haber sometido el gazpacho a ultra congelación, pasándolo por nitrógeno líquido o con el mismo procedimiento en bolitas o en polvo como aderezo para otros platos.

En cuanto a las presentaciones, pasamos de la botella que refrescaba los gaznates de los campesinos andaluces de principios de siglo hasta la sofisticada vajilla de este siglo con las más diferentes y ocurrentes formas que van desde el bowl hasta esos platos con cascadas o los vasitos tipo chupito, o las tazas de consomé o hasta las flautas de champagne o un normal plato de sopa. El gazpacho es, pues, uno de los más internacionales platos de la cocina española a pesar de los chefs que hacemos lo posible para que cualquier parecido con esa bebida refrescante y que alimenta, sea mera coincidencia. A partir de la próxima semana voy a ofrecer en mi menú dos versiones: el gazpacho de melón con langostinos y el ajo blanco, pero con el ingrediente adicional de yogurt para darle un toque exótico y que suavice el sabor a ajo y pepino. ¡Buen provecho!