Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Cultura

Más que belleza

PANAMÁ. Como se perfilaba, desde el inicio, la segunda gala de Realmente Bella estuvo cargada de sorpresas. La euforia se vivió hasta ...

PANAMÁ. Como se perfilaba, desde el inicio, la segunda gala de Realmente Bella estuvo cargada de sorpresas. La euforia se vivió hasta el final, con las barras que se hicieron sentir al apoyar a sus candidatas. Las 10 finalistas debían superar los cuatro retos de los implacables jurados, que esta vez tendrían a expertos para evaluarlas.

El show se lo robó, sin lugar a dudas, Liseth Díaz, quien pasó inmune a la siguiente etapa del reality, además de ser elegida como las “Miss Amistad” del grupo. Mientras otras no fueron tan afortunadas. Es el caso de Aylin Delgado y Lidia Mc Nulty, quienes quedaron sentenciadas y solo podrán ser salvadas por el público. Aylin, también, resultó ser la “Mis Difícil”, por votación de sus compañeras, de quienes se llevó duras críticas.

El primer reto fue el de etiqueta y protocolo, a cargo de Cindy Pereira. Consistía en identificar el cuchillo para comer pescado. Algo que para las chicas resultó muy difícil. Por lo que Pereira les recomendó “prepararse mentalmente, ya que todas las mujeres deben aprender a comer”.

A medida que la noche transcurría, el concurso se tornaba más difícil y las finalistas empezaban a sentir el peso de la corona con la segunda prueba. Ésta iba enfocada a medir el conocimiento de las chicas. Las beldades debían describir un lugar de Panamá en 30 segundos. Pero las respuestas indignaron a los jurados que catalogaron su falta de conocimiento como “imperdonable, porque si son embajadoras de la belleza deben conocer su país”.

Luego llegó el momento de mostrar sus atributos con el reto de fotografía, a cargo de Darío Moreno, de la revista Blush, en donde la mayoría salieron airosas. Aquí los comentarios de los jurados no se hicieron esperar. Y aunque lograron pasar la prueba, Moreno aprovechó para dar un consejo “deben tener más seguridad en sí mismas”. Mientras que la ex Miss Panamá, Carolina Dementiev, les dijo: “tienen futuro como modelos, pero no como misses”. A eso de las 10:30 p.m. se dio el último desafío, el de modelaje. Pese a que todas trataron de descollar en la pasarela, generaron posiciones encontradas. Un jurado dijo: “Lograron pasar la prueba, porque no se cayeron”.