Temas Especiales

13 de Aug de 2020

Cultura

Puntajes para la primera dama

D udo que como asesora de imagen podría tener un “coco” más grande que vestir a una mujer que: está en la mira nacional. Estará mucho en...

D udo que como asesora de imagen podría tener un “coco” más grande que vestir a una mujer que: está en la mira nacional. Estará mucho en la mira mundial en eventos y galas. Con título de primera dama, eso es lo que debe proyectar. Es madura y tiene un hermoso colorido, intenso, natural. Sus fiestas y galas serán por todo lo alto y no hay límites para ponerle largo, pompa, estilo que marque tendencia.

Bueno, deberé ponerme en fila, pocas veces se tiene un gusto así.

Lo que he visto hasta ahora:

Sencillez. Cero intención de llamar la atención a través de la vestimenta sin un propósito concreto.

Los looks:

Me encanta el color del cabello, oscuro. Me gustaría verlo más largo y menos sobre el rostro, más como en algunos eventos sociales de los últimos meses.

Me gusta que se atreva con el color rojo como en el Festival de Debutantes en 2005. Se veía impresionante.

El traje que utilizó el 5 de mayo de este año con la pareja presidencial de entonces: falda corte alto tipo torero con bolero, ambos en tweed color crudo y blusa en gasas tipo retazo con acentos rojo-vino era maravilloso, moderno, de corte formal, pero interpretación fresca y moderna, es un ‘sí’ rotundo.

El traje de la ceremonia matutina de toma de posesión me sorprendió. Es un traje dulce y chic, el vuelo y armado de la falda es joven y las mangas entre cortas y ¾ del bolero también son frescas. La tela le dio el toque glamoroso. Me hubiera encantado ver tacones más altos. El color me pareció lindo, pero dado que en la noche apareció también de claro, me hubiera atrevido verla con más color durante la mañana. El traje de la gala en la noche del 1 de julio.

Describiré mis impresiones como si relatara una compleja receta de cocina. Los ingredientes:

Tela. Suave en los hombros, con muy buena caída y estructura para dar forma y amoldarse al cuerpo.

Aplicaciones. La luz de los cristales o lentejuelas del traje (no lo vi en persona) en degrade me pareció sensacional, pues dieron luz plateada sin alterar la idea de un traje blanco.

Diseño. Sobrio, elegante, poco atrevido, muy apropiado para la ocasión y el estilo de la primera dama.

Corte. Manejado de forma inteligente, la sobriedad no llegó al punto de ocultar la bella silueta de la modelo, muy bien cortado y entallado; se veía larga y delgada..

Detalles. Haber optado por un cuello abierto de organiza le dio un toque femenino y delicado al traje, y dio un marco perfecto al rostro y cabello, perfectos para un retrato ¾. Mezclar el color, la luz, el corte recto con un cuello tan delicado fue un buen movimiento.

Mi elección favorita: la imagen más linda de Doña Marta de

Martinelli hasta el momento es, sin embargo, y sin despreciar nada de todo lo dicho antes, su look de polo blanco, jeans y bolso cruzado en las giras médicas durante la campaña presidencial, con una gran sonrisa y un interés genuino en las cosas del país. Y para eso, por desgracia, no me necesita a mí ni a ningún asesor de imagen. Saludos señora.