Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Cultura

Importancia de la evaluación inicial

¿ Llevas mucho tiempo entrenando sin conseguir los resultados adecuados? ¿Sientes que estás perdiendo tu tiempo? ¿Te aburres de hacer si...

¿ Llevas mucho tiempo entrenando sin conseguir los resultados adecuados? ¿Sientes que estás perdiendo tu tiempo? ¿Te aburres de hacer siempre lo mismo? Si tu respuesta es afirmativa a estas preguntas lo más seguro es que no estés realizando la actividad física de una manera correcta.

Debemos recordar que en artículos anteriores hemos explicado que la actividad física hoy en día es una ciencia porque tiene medios, métodos y metodología.

Es deber del entrenador combinar todos estos conceptos a la hora de programar una sesión de entrenamiento físico para un cliente de acuerdo con sus objetivos.

Es el momento preciso de hacer una reflexión y ponderar la importancia de la evaluación inicial.

Si el cliente no se evalúa inicialmente no podremos saber información valiosa a la hora de prescribir la actividad física. En dicha evaluación debemos tomar en cuenta lo cuestionarios de salud como el PAR-Q.

Las pruebas físicas ya sea de resistencia cardiovascular o niveles de fuerza, composición corporal para saber cuánto es fibra muscular, cuánto es grasa, etc.; grados de flexibilidad y postural.

Toda esta información permite al entrenador personal poder hacer un mejor diagnóstico a la hora de elaborar un programa de actividad física.

Además es una información cualitativa y también cuantitativa que nos permite poder mostrar al cliente cambios tangibles que el cliente sabe apreciar y que a la vez le sirve de motivación.

Después de cierto tiempo de estar realizando la actividad física debemos hacer una nueva valoración para poder comparar la información obtenida con la de la evaluación inicial para de esta forma hacer una nueva programación recordando así las pautas del proceso de entrenamiento.

1. Evaluación inicial

2. Programar

3. Realización del programa

4. Nueva valoración

Todos debemos estar conscientes que el entrenamiento físico es un proceso pedagógico y que si cumplimos con sus pautas en especial con la evaluación podemos garantizar el cumplimiento de los objetivos del cliente.