Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Cultura

La mejor peor familia

L a leyenda cuenta que Matt Groening creó Los Simpsons en menos de 20 minutos. Que basado en los miembros de su familia y en sus nombres...

L a leyenda cuenta que Matt Groening creó Los Simpsons en menos de 20 minutos. Que basado en los miembros de su familia y en sus nombres esbozó de afán los personajes en una servilleta en la oficina del productor James L. Brooks. Esos 20 minutos se han convertido en más de 20 años de una de las series de televisión más exitosas de todos los tiempos. O, como el mismo equipo realizador del programa los llama, "los mejores 20 años de la historia".

Con este eslogan la cadena FOX realizó todo tipo de eventos para festejar el cumpleaños: Homero, Marge, Bart, Lisa y Maggie desfilaron por una alfombra amarilla en el Barker Hangar, uno de los escenarios más exclusivos del sur de California, junto a su padre de carne y hueso y a los actores que les prestan sus voces, para apagar las velas de una torta. Además, el Servicio Postal lanzó una serie de estampillas, y recientemente se creó un concurso para que los aficionados inventen un habitante de Springfield; el ganador aparecerá en un capítulo en enero. Marge se unió a Marilyn Monroe y Cindy Crawford en la lista de famosas que han aparecido desnudas en Playboy, como la primera caricatura en posar en carátula. Otro hito para la comedia que más ha durado, y el dibujo animado que mayor tiempo lleva en el prime time de Estados Unidos. Pero, ante todo, un nuevo paso para esta serie que a fines de 1989 cambió la historia de la televisión con una idea: "Entretener y trastornar es mi clave secreta", dice Groening.

"Antes de 'Los Simpsons' no había nada que se les pareciera y es difícil imaginar que un fenómeno similar vuelva a ocurrir", explicó a SEMANA Chris Logan, coautor del libro The Psychology of The Simpsons, quien en sus clases de sicología social de la Southern Methodist University usa ejemplos del programa. “La mayoría de los espacios de aquella época representaba a las familias norteamericanas de una manera poco realista: todos juntos resolvían sus dificultades en armonía. Pero 'Los Simpsons', una familia de clase media, nos mostró la frustración y la imperfección con humor y creo que nos sentimos identificados. El 'show' cautivó a las audiencias nacionales e internacionales diciendo lo que la gente pensaba pero no decía". El único antecedente podría ser 'Casados con hijos', que apareció en 1987, una comedia que exageraba las situaciones de una familia disfuncional y cuyo éxito "demostró que el público estaba preparado para que el 'american dream' se hiciera pedazos", según analizó la revista Time.

Groening quería retratar a la sociedad norteamericana tal como es, desde la perspectiva de alguien que pasó muchos trabajos en su juventud para integrarse a ella. El creador de un imperio estimado en 5.000 millones de dólares lavó platos, fue chofer y mecanógrafo de un director de cine senil. Mientras vendía comida rápida esperaba que alguien notara su talento, pues repartía una historieta titulada Life in Hell (Vida en el infierno) en la que por medio de un conejo llamado Binky, reflejaba la desesperanza de su vida en Los Angeles, después de haber abandonado su natal Portland para ser escritor y dibujante. Tendría que pasar algún tiempo repartiendo periódicos, archivando documentos y contestando llamadas en Los Ángeles Readers antes de que ese diario empezara a publicar su caricatura.

Cuando James L. Brooks se interesó en Life in Hell para incluirlo en un corto en el programa The Tracey Ullman Show, de FOX, Groening prefirió ofrecerle a Los Simpsons, por temor a perder los derechos de aquél. El 17 de diciembre de 1989 la familia se estrenó con su propio espacio de media hora con un episodio navideño en el que su talante era evidente: Homero conseguía un trabajo extra como Santa Claus para pagar la remoción de un tatuaje que Bart se había hecho. Se trataba de una arriesgada estrategia para sacar adelante la cadena que tenía serios problemas con su rating. Desde Los Picapiedra en los 60, no había una comedia animada en el horario nocturno, pues se pensaba que eran exclusivas de los niños y que hacerlas con la calidad requerida para el prime time sería muy costoso.

Pero superaron ese obstáculo al utilizar estudios coreanos menos sofisticados y el truco les dio resultado. FOX decidió tomar un nuevo riesgo al enfrentar, con éxito, su serie al gigante del rating de la cadena NBC, The Cosby Show. En 1991 el famoso Bill Cosby describió a Bart, su rival, como un modelo negativo para los niños. Algunas escuelas estadounidenses prohibieron a sus alumnos usar la camisa más popular de la época (se vendían un millón al día en promedio), en la que el pequeño Simpson decía "mal estudiante, y orgulloso de serlo". Hasta el entonces presidente de Estados Unidos, George H. W. Bush, durante su campaña por la reelección, se fue en su contra: "Queremos hacer que nuestras familias sean más como los Waltons y menos como los Simpsons". La comparación con esa serie de televisión tuvo respuesta en boca de Bart: "Hey, nosotros somos como los Waltons, también rezamos todas las noches por que termine la Depresión".

Por su temática universal que toca desde religión hasta política y calentamiento global, la influencia de la familia más famosa de Norteamérica se ha expandido a más de 90 países, incluso del mundo islámico, en algunos de los cuales hubo modificaciones como que Homero no tomara cerveza sino gaseosa. En Kenia hicieron esculturas de los personajes, luego de que un turista llevó varias figuras. Expresiones de los Simpsons han hecho parte del lenguaje cotidiano de las personas: el famoso "d'oh" que Homero deja escapar cada vez que algo le sale mal fue incluido en el diccionario de inglés de Oxford. Y al parodiar la sociedad, han criticado la televisión e incluso se han burlado de la propia FOX. Hubo un episodio en el que una van de la ultraconservadora Fox News aparecía con la pancarta "Bush-Cheney 2004" mientras sonaba la canción We are the Champions. Los Simpsons, que hoy cuentan con 10 millones de espectadores, abrieron la puerta para el boom de comedias animadas como Family Guy y South Park, "que muchos jóvenes de hoy prefieren porque son más irreverentes. Á©PUBLICACIONES SEMANA