Temas Especiales

10 de Aug de 2020

Cultura

Atención, busco líderes del siglo XXI

Qué buscamos en un líder del siglo 21. Es una pregunta que suelo preguntarle a muchas personas y siempre obtengo respuestas que enmarcan...

Qué buscamos en un líder del siglo 21. Es una pregunta que suelo preguntarle a muchas personas y siempre obtengo respuestas que enmarcan el sentido común del ser humano. Están los que exigen una política social, piden más programas sociales para los que no tienen, y se me hace eso tan fácil en un país tan rico. Lo único que nuestros líderes políticos tienen que tener son las intenciones, reconozco que el nuevo gobierno ha demostrado tener las intenciones con varios proyectos que han desarrollado. Creo que solo necesitamos triangular más el tema social, de manera que sea el gobierno, la empresa privada, y también la sociedad civil. Tengo conocimiento de un proyecto similar. Mi amigo Héctor Brands, con el Movimiento Nueva Generación, están haciendo una Casa Cultural en conjunto con un banco de la localidad que se comprometió en remodelar el edificio, como también con el gobierno que le consiguió el local.

También está la política ambiental del líder del siglo 21, esto es imprescindible para tener una gobernabilidad sostenible, ya que el que no entiende el ambiente no entiende del futuro y por ende, no serán los elegidos para liderar las nuevas generaciones, no importara absolutamente nada ya que la generación angry kids busque a los culpables del mundo tóxico que han heredado. Esta generación de la cual hablo son educados para cuidar la madre tierra y los recursos naturales que nos da, estudiarán temas como energía renovable, turismo sostenible, y estudios verdes. Los líderes que promuevan la minería, las hidroeléctricas e industrias como la venta de petróleo serán impopulares y castigados a través de elecciones democráticas que perderán.

La cultura será una base de este nuevo líder ya que la cultura muestra un pueblo educado. Si le das arte, poesía, fotografía, danza, música y pintura a un pueblo, le darás prosperidad. La cultura también puede ser un negocio. Las marcas que promueve un pintor, o un artista de cualquier índole tendrán mucho mas fidelidad del público que si gastas 100 mil dólares en una pauta comercial. Aquí también se puede usar el mecanismo de la triangulación, el líder que apoya el arte muy bien visto por los líderes de opinión que casi siempre tienen algo que ver con el mundo creativo, por ende son favorecidos en estos círculos, la empresa privada tendrá un valor agregado al convertirse en motor de un ser humano creativo y tendrá mayor compensación social lo cual creara una mayor fidelidad entre el cliente y la marca. La sociedad civil se responsabiliza de la búsqueda de artistas emergentes que necesitan el apoyo del sector político y la empresa privada.

Podría escribir tantos detalles del líder del siglo 21, pero para eso estoy escribiendo mi libro, ahora les mencionaré uno de los personajes que sin duda es un líder del cual hablo, Sergio Fajardo el alcalde que cambió Medellín, dándole a los sectores marginados bibliotecas como la que donó España, valorada en 5 millones de dólares, y que fue construida en uno de los barrios más pobres de esa ciudad.

Yo, como también mi pueblo exige líderes representativos de estas características, sólo les pregunto: tú, político, ejecutivo… ese, ¿serás tú?