26 de Oct de 2021

Cultura

Japón, el país de las maravillas

Novela de realismo mágico, libro alucinante, de lenguaje duro y frustrante, El fin del mundo y un despiadado País de las Maravillas , de...

Novela de realismo mágico, libro alucinante, de lenguaje duro y frustrante, El fin del mundo y un despiadado País de las Maravillas , del genial escritor Haruki Murakami, es una obra construida a partir de dos narraciones paralelas destinadas a encontrase en el “infinito”. Relato fantástico y contemporáneo, que se desarrolla, en parte, en una Tokio futurista, el despiadado país de las maravillas. El resto de la acción tiene lugar en una misteriosa ciudad imaginaria. Alrededor de sus muros habitan unicornios dorados y gente sin memoria ni esperanza.

La novela comienza con la historia del hombre sin sombra, atrapado en un ascensor: “reinó un silencio absoluto. Tan denso que ni siquiera podía discernir si el ascensor estaba detenido o en marcha. Un río profundo que fluía en silencio.”

Al hombre sin sombra le borraron la memoria del viejo mundo al que pertenecía, no puede recordar nada. Recorre un mundo subterráneo, en el que abundan laberintos espeluznantes. Conoce una hermosa joven de 17 años, que vive con su abuelo científico. Éste último le regala un cráneo de unicornio a la muchacha. Unos malhechores intentan robárselo. Llegan a su apartamento, destruyen sus pertenencias, lo torturan y le abren una herida con un cuchillo desde el ombligo hasta sus genitales. Había una piscina con agua maldita, que arrastraba a los que caían en laberintos subterráneos donde mas nunca podían salir.

Cuando le robaron su sombra lo enviaron a la biblioteca, donde el guardián le pinchó los ojos. La ciudad deseaba que leyera los viejos sueños. Su sombra se debilita, al punto de desfallecer. Tiene un plan de escape. Si muere, no podrá salir de esa ciudad fantasma. Se enamora de la joven bibliotecaria. No puede escapar con ella y su sombra. La mente de las personas son llevadas a la muralla por unicornios que absorben pedazos de las mentes. Cuando fallecen les cortan las cabezas y las entierran por un año en la biblioteca hasta que alguien interpreta los sueños.

Cuando escapa con la sombra al final, decide dejarla ir. La piscina se la traga. Él regresa en busca de la mente de la bibliotecaria y descubre que lo ha inventado todo. Ha sido la víctima de un experimento de química cerebral. Le han implantado un aparato en el cerebro. El cuerpo tiene límites, el pensamiento humano nunca termina. Junto a la nieta del científico huye a través de una serie de túneles subterráneos, donde habitan unas criaturas mitológicas. Escapan por las alcantarillas de Tokio y llegan a su apartamento.

La obra de Murakami plasma la soledad y el aislamiento de los seres humanos en un mundo de pesadilla, laberíntico y mágico.