Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Cultura

No hay que demorar la salida

Nunca hay que perder de vista que la salida de los hijos del hogar es una situación natural en la vida, algo que debe seguir su curso.

Nunca hay que perder de vista que la salida de los hijos del hogar es una situación natural en la vida, algo que debe seguir su curso.

“Por más dolor que se sienta, los padres no deben hacer sentir culpables a los hijos por generarles esta tristeza”, afirma la consejera Cristina Valle.

De acuerdo con la consejera, algunos padres recurren incluso al chantaje para demorar la salida de sus hijos de casa o hacer que ellos pasen más tiempo con ellos, limitando la independencia.

“Lo que logran es un resentimiento en los hijos que se ven imposibilitados para hacer su propia vida, crear nuevas amistades, buscar pareja; en fin, vivir su vida según sus propios planes”, explica Valle.

Para algunos padres es muy complicado el hecho de darse cuenta que ellos ya no juegan un papel tan importante en la vida de los hijos y se sienten relegados.

“Por el contrario, los hijos estarán más tranquilos si sus padres pueden demostrarles que aunque no vivan en el mismo lugar y ellos tengan nuevos intereses o su propia familia, ellos estarán allí siempre como un apoyo, de manera incondicional”, concluye.