Temas Especiales

30 de Ene de 2023

Cultura

Antes y después de depilarse

S i piensa que la depilación es una tortura, es porque no se ha modernizado. El dolor y la irritación que antes causaban este tratamient...

S i piensa que la depilación es una tortura, es porque no se ha modernizado. El dolor y la irritación que antes causaban este tratamiento indispensable para las mujeres quedó atrás con la aparición de nuevos productos y maneras de asumir este momento que forma parte de la rutina femenina.

Independientemente del método que utilice, es mejor seguir una serie de recomendaciones encaminadas a lograr unas axilas limpias y bonitas, o unas piernas tersas y relucientes. En lo que tiene que ver con las axilas, la piel de esta área es una de las más sensibles del cuerpo, además está propensa a la humedad por la gran cantidad de glándulas sudoríparas que contiene. Las características fisiológicas propias de la zona que está debajo de los brazos exige un tratamiento adecuado que incluye varios pasos.

Paso a paso

La primera consideración es que la piel de debajo de las axilas deber estar totalmente limpia y esta limpieza debe hacerla con agua y jabón. Por eso la depilación bajo la ducha es efectiva y dilata los poros; es importante que el agua esté caliente, pero a una temperatura tolerable.

Por otra parte, algo fundamental es reducir al máximo la posibilidad de contraer alguna infección, por eso es conveniente que utilice una loción desinfectante la cual evitará problemas posteriores.

Las cremas depilatorias para las piernas son en general efectivas a corto plazo y constituyen el método más fácil para librase del pelo indeseado. El uso regular de estas cremas hace que el pelo crezca menos rápidamente y lo debilita. Sus desventajas son su corta duración y el olor que tienen que es un poco desagradable. Para contrarrestar esta situación es bueno utilizar cremas hidratantes para después de la depilación.

La crema depilatoria se la tiene que aplicar con una espátula y cubrir toda el área que quiere depilar. Por lo general, la tiene que dejar en la piel durante cinco o diez minutos. Antes de retirarla, es necesario que tenga mucho cuidado en no pasar la espátula por la piel con mucha fuerza para evitar causar una irritación.

Por su parte, la cera sigue siendo el sistema más barato y popular, lo que no excluye su eficacia. Se utiliza en las axilas, la cara, el biquini, las piernas y diferentes partes del cuerpo. No es un proceso largo, es fácil de utilizar. Adicionalmente, elimina el pelo de raíz y las células muertas de la piel dejándola lisa y suave. Otra ventaja es que el pelo nuevo crece más débil y tarda en salir de tres a ocho semanas.

Cabe destacar que algunas mujeres alternan la máquina eléctrica y la cera, según la época del año, el lugar donde estén y otras variables como las vacaciones. Pero el mayor inconveniente de estos métodos es que hay que esperar a que el pelo crezca para volverlo a quitar.

éxito en la depilación

Para lograr una buena depilación si lo hace usted misma es importante que se aplique talcos para facilitar la extracción del vello. También deberá sacar siempre los pelos en sentido contrario a su crecimiento y sujetando la piel con la otra mano.

Además, conviene señalar que no se debe poner una crema hidratante antes de depilarse con cera, pues ésta crea una capa grasosa que dificulta la absorción de la cera.

Por otro lado, si se forman granitos por los pelos incrustados, frótese con un guante de crin y una crema hidratante. Y si sufre de várices o problemas circulatorios, no utilice cera caliente.

Respecto a los cuidados posdepilatorios, el primero de ellos es la hidratación de la piel debido a que de todas formas ha estado sometida a una intervención externa. Por lo general las cremas depilatorias traen consigo otra crema indicada para hidratar la piel después. Igualmente, es bueno usar la crema hidratante diaria, pues la piel está ‘familiarizada’ con ella y responde positivamente.