Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Cultura

Top model Una maniquídiferente

Un aspecto que refleja seriedad, melancolía y frialdad; un rostro al que no se le puede llamar perfecto; y una sonrisa no tan agraciada ...

Un aspecto que refleja seriedad, melancolía y frialdad; un rostro al que no se le puede llamar perfecto; y una sonrisa no tan agraciada por su peculiar separación entre los dientes. Seguramente esta no es la mejor descripción para una top model, pero sin lugar a dudas dichas características evidencian en Lara Stone, de 27 años, que para dejar una huella profunda en la memoria artística colectiva, no es suficiente la belleza.

Debido a su cuerpo de pronunciadas curvas y su forma de posar que rompe totalmente con los cánones establecidos, ha sido calificada por muchos críticos como la ‘anti-modelo’. Su forma voluptuosa la ha hecho sentirse un poco como una oveja negra en el glorioso rebaño blanco del mundo de la moda, una comunidad en la cual las tallas mínimas son la norma. Sin embargo, con todas sus ‘imperfecciones’ esta modelo ha sabido construir una carrera tan brillante logrando conquistar esta industria. La clave solamente puede ser una: su versatilidad. Y es que el éxito irresistible de Stone reside en su capacidad camaleónica de interpretar una nueva faceta de su personalidad en cada uno de sus proyectos.

El talento de esta joven holandesa fue descubierto a sus 12 años. Mientras se encontraba en el metro de París pasando unas vacaciones en familia alguien se le acercó y le pidió que se convirtiera en modelo, y así fue como todo empezó.

A pesar de que fue elegida por la agencia Elite tras participar en el concurso ‘Elite Model Look, abandonó esta compañía en 2006 para ingresar en IMG. Justo cuando estaba a punto de renunciar como modelo un renacimiento de su carrera surgió gracias a un desfile de moda realizado para la colección Primara Verano de Prada en 2008, desde entonces el mundo no se cansa de ver a Lara.

La rubia belleza de las mejores pasarelas del mundo se ha convertido en la primera elección para las editoriales y campañas publicitarias, siendo la imagen de grandes firmas del panorama internacional como Calvin Klein, Giorgio Armani, Versace, Jean Paul Gaultier, Hugo Boss, Givenchy y Just Cavalli. También hace unos meses, Lara sustituyó a Madonna como imagen de Louis Vuitton.

Contrario a lo que muchos pudieran pensar, Lara no es fanática de las pasarelas debido a que los zapatos que tiene que llevar son generalmente demasiado grandes para sus pequeños pies. Por tal motivo, muchos diseñadores le hacen el zapato a su medida. Todo menos que ella no salga en el desfile.

Por otro lado, Stone no solo goza de ocupar actualmente la posición número uno entre las 50 top models del mundo, también fue catalogada por la revista Vogue UK como la mujer del año 2009. De la mano de este nombramiento, la publicación le realizó una reveladora entrevista en diciembre pasado donde la modelo confiesa que en su vida no todo ha sido color de rosa.

Cuando Stone mira para atrás sólo puede recordar un oscuro pasado debido a que tenía una relación enfermiza con el alcohol. Ella admitió que bebía para buscar consuelo de sus ‘problemas’ con su cuerpo y su baja autoestima.

De igual forma, en una entrevista con el diseñador Marc Jacobs para la revista Interview, la modelo holandesa reveló más detalles de su adicción. ‘Adoraba golpear a la gente en el rostro cuando estaba ebria... Siempre tenía que llevar algunos tragos en mi bolsa. Al levantarme, sacudirme y tomar algunos Bloody Marys eran la primera cosa en la mañana. Empecé a sentirme realmente patética por eso’, explicó la modelo.

No obstante, la mejor decisión que pudo tomar en ese momento fue ingresar a un centro de rehabilitación en Sudáfrica para recuperarse. ‘Soy una completa alcohólica. Me era tan fácil decirle a alguien: ‘Tráeme una botella de vodka’, para que esa persona fuera corriendo a traérmela. Ir a un centro de desintoxicación es la mejor decisión que he tomado nunca. Los últimos seis meses han sido los mejores de mi vida’, explicó la modelo en la entrevista de Vogue UK.

Ha pasado más de un año desde que Stone tomó la decisión de enderezar sus pasos; y este 2010 le ha regalado importantes contratos donde puede seguir presumiendo de ser una de la modelos más cotizadas.

Respecto a su futuro en el mundo del modelaje Lara revela que piensa en renunciar todo el tiempo pero que de pronto todo se pone mejor. ‘No soy muy buena en la elaboración de planes, así que no tengo planes definitivos para el futuro. Me encantaría tener una familia e hijos en algún momento, pero no ahora. Probablemente seguiré haciendo esto por un tiempo porque me va bastante bien’, confesó la modelo a Interview.