Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Cultura

Estado escindido

El flamante Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa aborda la situación en Oriente Próximo luego de cinco viajes a Israel y Pales...

El flamante Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa aborda la situación en Oriente Próximo luego de cinco viajes a Israel y Palestina. Su hija Morgana tomó las fotografías que aparecen en el libro en Israel-Palestina: paz o guerra santa. El escritor peruano Mario Vargas Llosa construye una obra de descarnado trazo testimonial, denuncia los abusos cometidos por los israelitas a los palestinos. Israel tiene un altísimo nivel de vida y desarrollo tecnológico-científico, las más avanzadas técnicas bélicas, armas atómicas, recibe más de tres mil millones de dólares de los Estados Unidos anualmente además del dinero de la diáspora judía. Sin embargo, le han quitado las tierras a los palestinos, a los que tienen viviendo en unas ratoneras, viven en una zozobra, discriminados, víctimas de atropellos, puniciones colectivas, demoliciones de sus casas, asesinatos, torturas indiscriminadas y detenciones arbitrarias. Los abusos y atropellos cometidos por el gobierno israelí contra la población palestina luego de 38 años de ocupación van en incremento y nadie hace nada para parar esta indignante violación de los derechos humanos. La idea sionista alimenta la xenofobia, la sistemática limpieza étnica religiosa. Exige un estado exclusivo para los judíos que viven en lindas casas y coloridos jardines, mientras los palestinos malviven en pocilgas.

Israel asfixia a la población palestina impidiéndoles trabajar y conectarse con los territorios ocupados por su pueblo. La represión y el amedrentamiento, los despojos, humillaciones, vejaciones, atropellos, confiscaciones ilegales, el muro que separa convirtiéndolos en guettos los condena a una muerte lenta, separando las familias, a los niños de sus escuelas, a los enfermos de los hospitales arruinando la vida de los palestinos y llevándolos a la desesperación.

Bloquean las viviendas árabes con altos de inmundicias, desperdicios y excrementos para humillarlos más. Los palestinos encerrados dentro de alambradas tienen que pedir permiso para salir aunque sea unas horas de esas prisiones. El ejército israelí bombardea las ciudades palestinas. ¿Cómo puede funcionar una sociedad con facciones armadas?