Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Cultura

Venganza Drama hecho comedia

PANAMÁ. Un reto y una apuesta diferente a la habitual en el teatro panameño, pero con muchas ganas de hacer reír al público. Así definen...

PANAMÁ. Un reto y una apuesta diferente a la habitual en el teatro panameño, pero con muchas ganas de hacer reír al público. Así definen Mónica Miguel y Mónica Cruz La venganza de Don Mendo, la primera obra que ha nacido de su productora, Emes, bajo la dirección de Gabriel Pérez Mateo y que podrá verse del 19 al 31 de octubre en el Teatro Inida.

El guión recoge el texto íntegro de la obra homónima de Pedro Muñoz Seca, que se publicó en 1918 como una ‘caricatura de la tragedia’. El argumento está ambientado en la España medieval y narra las peripecias de don Mendo, un personaje noble pero pobre, a quien su amante Magdalena le traiciona cuando opta por casarse con un hombre rico, don Pero, para medrar socialmente. El enredo llega cuando don Pero descubre a don Mendo en la alcoba de su prometida, y éste, para no delatarla, asegura que entró a robar y termina en prisión, pero logra escapar y, consciente de la traición de su amada, planea su venganza. ‘Yo creo que la gente la va a disfrutar porque es como una telenovela, hay drama, risa, muerte, traición...’, afirma Cruz.

La idea de representar esta obra en Panamá surgió de Miguel, de origen español y que conocía a la perfección el texto. ‘Siempre me ha parecido una obra maestra, tan divertida, tan maravillosamente escrita, con tal gracia para hilar las situaciones y conseguir que todo el mundo se muera de la risa en una temática que es un drama absoluto de traición, de muerte’, afirma.

Sacar este texto a las tablas panameñas supuso un ‘reto’ tanto para el director como para los actores, que no acostumbran a trabajar con el verso ni a tener que memorizar el guión palabra por palabra.

Para hacerlo ameno y comprensible, explica Miguel que hicieron ‘un trabajo previo en el cual se rompió el verso para que el texto tuviera rima pero no ritmo; es decir, se escuche el verso pero como en un diálogo normal para que no resulte pesado’.

Pero la rima no era el único problema derivado de una obra enmarcada en el medioevo. Del texto surgían palabras del castellano antiguo desconocidas para los propios actores y que podían dificultar al público el seguir la trama, así que hicieron un esfuerzo extra para conseguir que ‘entendieran la palabra y pudieran actuarla’.

Además de colocarse al frente de la dirección, Gabriel Pérez Mateo, un profesional con amplia experiencia en el teatro panameño, se ha encargado también de la escenografía, que incluye cinco cambios de escena, de la iluminación y del vestuario, otro de los puntos fuertes, ya que se trata de trajes de época. ‘Hemos tenido que modificar un poco el modo de actuar, porque no todo el mundo está acostumbrado a trabajar con ese tipo de ropa, las mujeres con las faldas... El mismo concepto de espacio para los actores se modifica’, apunta Miguel.

LOS ACTORES

En total, forman el elenco unos quince actores mezclando rostros nuevos con otros conocidos del teatro panameño como Hugo Víctor Rodríguez o Mara Bethancourt. A Magdalena, la protagonista femenina, la encarna Noelia Vittoria, una actriz profesional argentina, y las productoras actúan también, en el papel de la reina Berenguela Mónica Cruz, y en el del propio don Mendo, Mónica Miguel, que se atrevió con el papel después de que el actor principal renunciara por motivos laborales.

En los próximos días, sólo queda ultimar los detalles, pero las productoras aseguran que los actores ya han hecho suya la obra y que se encuentran con ‘ganas de encontrarse frente a frente con el público’ porque esa, consideran, es la mejor recompensa.