Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Cultura

Cine fuera de la caja

La primera vez que Raffaela De Laurentis visitó Panamá fue en el año de 1982, en plena dictadura militar. En aquella oportunidad recuerd...

La primera vez que Raffaela De Laurentis visitó Panamá fue en el año de 1982, en plena dictadura militar. En aquella oportunidad recuerda haber examinado los hangares de una base militar para ver si los mismos se podrían utilizar para albergar las instalaciones de un estudio cinematográfico.

El lunes pasado la hija del afamado productor de cine italiano Dino De Laurentis retornó a suelo panameño para explorar el potencial que tiene el Istmo como posible destino para producciones cinematográficas.

El renovado interés de la productora de películas como Conan el bárbaro, Conan el destructor, Dragón: La historia de Bruce Lee, Backdraft y The Forbidden Kingdom se debe a los comentarios positivos que escuchó de su colega Marcus Lagrimas, quien trabajó en la producción de Quantum of Solace , última entrega de la serie cinematográfica de James Bond, acerca de las ventajas de filmar en locaciones panameñas.

UNA LEY PROMETEDORA

Actualmente, la productora estudia, conjuntamente con sus socios de la empresa Arcus Worldwide Entertainment, la posibilidad de filmar en territorio istmeño. Con el propósito de empaparse en los detalles de la denominada Ley de cine (una nueva versión de este normativa está siendo discutida por entidades particulares y estatales) los incentivos que esta iniciativa establece para las producciones extranjeras, De Laurentis se reunió el lunes pasado con miembros de la Comisión Fílmica de Panamá, oficina que está supeditada al Ministerio de Comercio e Industrias (MICI). ‘En Hollywood se habla mucho de los incentivos que el gobierno panameño ha implementado’, destacó la rubia de nariz aguileña y cejas arqueadas.

De acuerdo con la productora, que rodó su primera cinta en el año de 1979 en Tahití (titulada Shark boy of Bora Bora), si ‘la ley funciona de verdad se podría venir aquí a hacer muchas películas’.

Además de la posibilidad de incentivos financieros, otra de las ventajas que Panamá ofrece para la hija de Dino de Laurentis y la desaparecida actriz italiana Silvana Mangano es una posición geográfica estratégica: los productores de Hollywood pueden arribar tras cinco horas de vuelo a la ciudad de Panamá, una urbe que cuenta con una infraestructura moderna y hoteles cinco estrellas. ‘Me parece un país maravilloso, donde se vive muy bien, donde existe una mentalidad de trabajo’, comentó.

La principal desventaja que la productora encuentra es el hecho que ‘actualmente no existen estudios cinematográficos’ a nivel local. Aún así, la variedad de paisajes que se encuentran en suelo istmeño resulta ideal para producciones como Quantum Of Solace, cuyo rodaje tuvo lugar principalmente en exteriores.

Entre las aproximadamente 40 películas que ha producido a lo largo de su carrera se encuentra el filme de ciencia ficción Dune (1984), que contribuyó a promover a México como destino cinematográfico. ‘Antes de Dune ninguna película americana se había filmado en México. Posteriormente, se han rodado más de 20’, precisó.

¿VIVALDI Y MACGYVER EN PANAMÁ?

Una de los proyectos cinematográficos que De Laurentis contempla rodar en escenarios locales consiste en la biografía del célebre compositor italiano Antonio Vivaldi (1678-1741).

La cinta, que De Laurentis producirá en asociación con Arcus Worldwide Entertainment, será rodado en Italia y Alemania. De acuerdo con la productora italiana, también existe la posibilidad de que se recurra a locaciones en Panamá.

De Laurentis define a la película, que será protagonizada por el actor norteamericano Luke Evans, como una mezcla entre Amadeus y Shakespeare in Love. La dirección correrá a cargo de la director mexicana Patricia Riggen (La misma Luna). ‘Los dirctores latinos son todos bravos. Me gustan los hermanos Cuarón y Campanella’, expresó.

Como explica De Laurentis después de la muerte de Vivaldi su música desapareció misteriosamente. ‘La partitura de ‘Las cuatro estaciones’ fue encontradas nuevamente en 1928’, afirmó.

Además de Vivaldi, De Laurentis posee los derechos para hacer un filme basado en la popular serie de televisión ‘MacGyver’. La ‘precuela’ ahondaría en cómo fue creado de el popular personaje televisivo.

APUESTA POR EL CINE INDEPENDIENTE

La productora recuerda haber empezado a trabajar en la industria cinematográfica entre los 13 y 14 años. De su padre, cuyo extenso curriculo como productor incluye más de 600 películas, aprendió, entre cosas, a administrar el presupuesto de una producción fílmica como si fuera el propio, como si el dinero viniera ‘de tus bolsillos’. Es por esta razón que lamenta que hoy en día los estudios de Hollywood derrochen el dinero en montajes onerosos. ‘Los gastos de filmación han subido de forma ridícula, lo que ha provocado que los estudios tengan miedo de tomar riesgos y, por consiguiente, opten por hacer siempre la misma película, ciñéndose a una fórmula. Si tu ves los oscares de los últimos 10 años todos se los han llevado producciones independientes. Pero se necesita coraje para pensar fuera de la caja’, apuntó.

La visita al Istmo forma parte de un esfuerzo consciente por parte de la veterana productora por distanciarse de las convenciones de Hollywood, al buscar nuevas locaciones que ofrezcan ventajas inexploradas hasta el momento por la industria cinematográfica tradicional.

De esta forma busca seguir las enseñanzas de su progenitor, de quien destaca que unos de sus principales legados fue el ‘haber inventado el cine independiente’. ‘El creó el sistema de vender películas al extranjero, territorio por territorio, y así buscar el financiamiento. La gente sigue haciéndolo hoy en día’, puntualizó.

A sus 91 años de edad, Dino De Laurentis pasa la mayor parte de su tiempo en Hollywood, mientras que su inquieta hija recorre el mundo en busca de nuevos destinos para el cine en los cuales apostar, como es el caso del país que ya ha visitado en dos ocasiones. Tal vez la tercera sea la vencida y la próxima vez que arribe a Panamá estará acompañada por un equipo de filmación.