Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Cultura

Una piedra marroquí en el zapato italiano

Kerima el Mahroug, más conocida como Ruby, nació un 2 de noviembre hace 18 años en Marruecos. Se dice que llegó a Sicilia, en el sur de ...

Kerima el Mahroug, más conocida como Ruby, nació un 2 de noviembre hace 18 años en Marruecos. Se dice que llegó a Sicilia, en el sur de Italia, con su familia el año 2003, es decir cuando tenía apenas 10 años. A los 14 años, Ruby habría huido de casa, aparentemente para liberarse de malos tratos y abuso, todos los ingredientes necesarios para hacer de cualquier niña de su edad una candidata a reformatorios, drogas, prostitución y hasta la cárcel.

Según una entrevista difundida en el programa "Kalispera" de Canale 5, propiedad de Silvio Berlusconi, Kerima aceptó haber tenido una infancia desdichada y contó detalles escabrosos de aquella época. Dijo haber sido violada cuando tenía 9 años por dos de sus tíos y que su madre le aconsejó no decírselo a su padre ‘porque te mata por no ser virgen’. Fuera de su casa Ruby comenzó a robar y a montarse una vida paralela, empezando por decir que era egipcia, en lugar de marroquí. También ha contado que a los 12 años decidió cambiarse de religión y que su padre la castigó echándole encima aceite caliente, lo que le dejó cicatrices en la cabeza y un hombro.

¿Pasaría alguna vez por la mente de aquella niña marroquí que un día, no muy lejano de su infancia, contribuiría a provocar la caída de uno de los hombres más ricos e importantes de Europa? Seguramente nada de esto hubiese ocurrido si su familia no hubiera tomado la decisión de emigrar hacia Italia en busca de mejores horizontes. Quizás hoy sería una más de aquellas mujeres marroquíes cubiertas íntegramente por una burka – o velo total – que protege su dignidad musulmana, porque cuando nació en Marruecos todavía no se había implementado la reforma al Código de Familia (mudawana) que mejoró notablemente a partir de 2003 la situación de la mujer en ese país.

¿QUIÉN ES RUBY?

Conocida por su personalidad inestable y por su costumbre de cometer pequeños robos, estuvo ingresada en varios centros correccionales para menores en Sicilia y Génova de los cuales solía huir, según sus propias palabras a los medios. Fue en ese entonces que empezó a trabajar en night clubs como bailarina, y conociendo sus atributos y su procedencia, lo más probable es que haya sido una experta en belly dance o danza del vientre, tan conocida hoy en el mundo occidental y tan sensual y erótica como para encandilar a cualquier hombre, más aún a uno de apetitos exacerbados como ‘IlCavalieri’.

Fue precisamente en una discoteca de Milán donde esta exhuberante y bien dotada súbdita de Mohamed VI llamaba la atención de quienes la veían. Sus rasgos claramente árabes, combinados con su larguísima cabellera y unos voluptuosos senos, le sirvieron de pasaporte para ser invitada a una de las bacanales organizadas para Berlusconi. Nicole Minetti, una ex corista de televisión e higienista dental del primer ministro y actual consejera regional de su partido, la contrató para participar en las fiestas del millonario político.

Según las declaraciones de la propia Ruby, ella asistió a una sola de las fiestas y fue el 14 de febrero de 2010, es decir hace poco más de un año en el Día de San Valentín. En esta fiesta supuestamente Berlusconi habría tenido sexo con ella, lo que ha sido negado reiteradamente por la marroquí, aunque si ha reconocido que le pagó más de 50 mil euros en este primer encuentro. ‘Me dijo que mi vida cambiaría y, aunque no habló explícitamente de relaciones sexuales, no era difícil entender que me estaba proponiendo tener relaciones sexuales con él", ha dicho la joven. Pero durante la investigación se reveló que la compañera de cuarto de Ruby ofreció detalles sobre la relación sexual que ella mantuvo en esa ocasión con Berlusconi, en ese entonces 51 años mayor que ella.

Ruby contaría después, en sus declaraciones ante las autoridades que Berlusconi la llamó y le dijo: ‘Ruby te cubriré de oro, te daré el dinero que quieras, lo importante es que no cuentes nada" y aseguró que le pidió al primer ministro "cinco millones" por su silencio.

Y según afirma el sumario del juicio en contra de Berlusconi, Karima el Mahroug estuvo en Arcore, la mansión que tiene Il Cavalieri en Milán, 15 noches – entre febrero y mayo de 2010 – siendo menor de edad, condición que ella recién le habría confesado al primer ministro un mes después de su primer encuentro, cuando él quiso poner a su nombre un apartamento. Y de acuerdo con las leyes italianas es un delito tener sexo con menores de 18 años.

RUBY A LA ESCENA

¿Como salta a escena Ruby? En mayo de 2010, Berlusconi llama a una comisaría de Milán para que una menor de origen marroquí, Karima el Mahroug, entonces de 17 años, sea liberada y según declaraciones posteriores de otros involucrados en el juicio, habría asegurado que se trababa de una sobrina del ex presidente egipcio, Hosni Mubarak. Esta información fue publicada recién el 28 de octubre, cuando la Fiscalía de Milán abrió una investigación sobre el suceso. Según Ruby el político le dijo que debía decirles a todos que era sobrina de Mubarak para justificar todos los recursos y bienes que pondría a su nombre.

Pero aunque éste es el escándalo de mayor envergadura en su vida pública, Berlusconi no es ningún santo. Extremadamente aficionado a las faldas, sus enredos empezaron tiempo atrás. Ya en abril de 2009 el diario italiano La República informaba que el primer ministro había acudido a una fiesta en Casoria, al sur de Italia, donde se celebraban los 18 años de Noemi Letizia, una joven que le entregó su album fotográfico y que soñaba con una carrera televisiva. Ese mismo mes tuvo que retirar a la mayoría de las "bellezas" que iba a incluir en las listas de su partido a las elecciones europeas, después de que su esposa, Verónica Lario, calificara las candidaturas de "desvergüenza" y en mayo ella anuncia que solicitará el divorcio, tras acusar a su marido de andar con menores de edad.

EL JUICIO DE IL CAVALIERI

Berlusconi será juzgado el próximo 6 de abril por prostitución de menor y abuso de funciones, lo que constituye un duro golpe para su carrera política. La decisión fue tomada esta semana por la jueza Cristina Di Censo, quien estableció que el primer ministro sea "juzgado por el rito inmediato", un procedimiento particularmente rápido previsto por el Código Penal italiano y que se basa en "pruebas evidentes". Corre el riesgo de ser condenado a una pena que va de seis meses a tres años de cárcel por violar el artículo 600 Bis del Código Penal, que paradójicamente fue introducido por su gobierno para luchar contra la prostitución infantil. Y por "concusión" o abuso de poder podría ser condenado a entre seis y doce años de cárcel

El primer ministro italiano, quien en su visita a Panamá el año 2010 estuvo acompañado de una misteriosa y atractiva rubia, ha tenido una larga lista de compañías femeninas de variadas nacionalidades. Su mayor pecado es sin duda su afición a las mujeres, las fiestas y la buena vida. Pero no es ni el primero ni el último hombre que pondrá en riesgo su carrera, su matrimonio y su fortuna por la compañía de una o varias mujeres hermosas.