19 de Oct de 2021

Cultura

Cuerpo sano, corazón contento

PANAMÁ. 35% de las muertes en Panamá son ocasionadas por las enfermedades cardiovasculares. Y un gran porcentaje de estos casos (la mayo...

PANAMÁ. 35% de las muertes en Panamá son ocasionadas por las enfermedades cardiovasculares. Y un gran porcentaje de estos casos (la mayoría), las personas sufren precisamente de hipertensión. El dato fue proporcionado a Ego por la Fundación Cardiológica de Panamá que el 17 de mayo pasado celebró el Día Internacional de la Hipertensión con un llamado de conciencia a la población sobre una enfermedad que para el 2030 podría acabar con la vida de más de 23 millones de personas a nivel mundial, según la Organización Panamericana de Salud (OPS). Mientras que en la región centroamericana los números de esta (OPS) coinciden con con las estadísticas de Panamá. Para esta entidad ‘la prevalencia de hipertensión arterial en países de Centroamérica es de entre el 20 y el 35% en la población general’. Y si ampliamos el horizonte, a nivel mundial las estadísticas son más asombrosas. Resulta que de cada 100 hipertensos solo 5 llegan a saber que la padecen. ‘En la mayoría de los casos las personas que llegan a padecer de hipertensión desconocen la causa de su enfermedad; sólo un cinco por cierto de los pacientes conoce la razón del por qué sufre de presión arterial elevada’, mencionó a este diario el Dr. Genaro Cuesta, Director Médico para Pfizer Centroamérica y Caribe. En realidad este padecimiento se puede definir como el exceso de presión que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. Para el cardiólogo José Almengor ‘la hipertensión arterial es uno de los principales factores de riesgo de cardiopatías, derrames cerebrales (enfermedad cerebrovascular) y es una de las principales causas de insuficiencia renal’. Por eso, continúa explicando que es necesario conocer mejor qué es la hipertensión arterial y si se confirma su padecimiento ‘controlarla es la mejor forma de prevenir y moderar sus consecuencias’.

QUIÉNES LA PADECEN

Muchos son los factores que contribuyen a causar la hipertensión. ‘La obesidad, el estrés y exceso de sal en las comidas, son algunos que se pueden mencionar. Sin embargo, lo que agrava más la situación son aquellos factores de riesgo que coexisten con la presión alta y por ende aumentan las posibilidades de ser víctima de un infarto’, señala Almengor. Se estima que 8 de cada 10 pacientes hipertensos tienen otros factores de riesgo cardiovascular entre los cuales se encuentran el colesterol elevado, diabetes y tabaquismo. En este mismo sentido la fuente brindó otros datos interesantes. ‘El tabaquismo y el colesterol elevado multiplican por 3 veces el riesgo de un infarto, la diabetes lo multiplica por 2.5 y la hipertensión por 2. Sin embargo, si el tabaquismo, la hipertens ión y la diabetes están presentes en un mismo paciente su riesgo de infartarse se multiplicará por 13, y si ese paciente además tiene el colesterol elevado, tendrá un riesgo de infartarse multiplicado por 42’.

¿CÓMO COTROLARLA?

Aunque ésta no puede ser definitivamente curada, ‘existen una serie de hábitos de vida que, unidos a la acción de los medicamentos antihipertensivos, pueden llegar a controlarla de forma sustancial y evitar así sus consecuencias’, declara el experto. E inlcuso manifiesta que existen varios medicamentos para controlar la presión arterial. ‘Las diferentes terapias buscan no sólo controlar la presión arterial, sino limitar hasta donde sea posible, el daño a ciertos órganos importantes cuya función puede alterarse como consecuencia de un pobre control de la presión arterial (órganos como el corazón, los riñones y el cerebro)’. Por último añade que debido a la naturaleza progresiva de la hipertensión, la mayoría de los pacientes hipertensos necesitarán dos o más medicamentos para controlar el nivel de presión arterial. ‘Esto significa que el tratamiento debe personalizarse de acuerdo con las necesidades individuales de cada paciente’.