Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Cultura

Segunda causa de muerte en América

La tuberculosis sigue siendo la segunda causa de muerte por enfermedad infecciosa en las Américas (después del VIH/sida), pese a los imp...

La tuberculosis sigue siendo la segunda causa de muerte por enfermedad infecciosa en las Américas (después del VIH/sida), pese a los importantes avances logrados en su control, informó hoy la Organización Panamericana de la Salud (OPS). La organización señala que en las Américas, todavía unas 270.000 personas, de las cuales 44.000 son niños, contraen tuberculosis cada año y cerca de 23.000 mueren por esta enfermedad. Sin embargo, destaca que estas cifras reflejan ‘avances importantes’ en la reducción de casos en los últimos veinte años, ya que desde 1990 han disminuido un 60 por ciento y las muertes se han reducido dos tercios.

Celebración importante

Con motivo del Día Mundial de la Tuberculosis, que se celebró el 24 de marzo, la directora de la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mirta Roses, se mostró confiada en que si los países continúan e intensifican sus esfuerzos se puede lograr erradicar la enfermedad en el continente en 2050.

‘Es mi aspiración que un día no muy lejano, podamos todos ver una América libre de tuberculosis. Esa meta sólo podrá ser cumplida con el compromiso de todos’, afirmó en su mensaje anual con motivo del aniversario en que el médico alemán Robert Koch anunció en 1882 que había descubierto el bacilo causante de la tuberculosis.

Países con más casos

La tuberculosis es una infección bacteriana causada por un germen llamado Mycobacterium tuberculosis, que se propaga a través del aire y suele atacar los pulmones. Los síntomas incluyen tos de más de dos a tres semanas de duración, pérdida de peso, fiebre, sudores, inapetencia y tos con sangre. La mayoría de los casos en las Américas se dan en Haití, Surinam, Bolivia, Guyana y Perú (entre 106 y 230 por cada 100 mil personas en 2010), mientras que Brasil tiene el mayor número absoluto de casos (85 mil en 2010). Por su parte, Canadá, Cuba y Estados Unidos tienen tasas más bajas con menos de 10 por cada 100 mil personas. Roses advirtió que la tuberculosis ‘puede afectar a cualquier persona, incluyendo a los niños y jóvenes, muy especialmente a los pertenecientes a grupos sociales excluidos y empobrecidos, lo que repercute en el desarrollo de sus capacidades como seres humanos’.