La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Nov de 2019

Cultura

‘Fue algo inolvidable’

EXPERIENCIA. Entre reservaciones, cuentas y trámites, así se encontraba Jazmín Panay a la hora de la entrevista. Pero pese a su agenda d...

EXPERIENCIA. Entre reservaciones, cuentas y trámites, así se encontraba Jazmín Panay a la hora de la entrevista. Pero pese a su agenda de trabajo, separó un espacio para contarnos sus vivencias como Miss Panamá.

‘Cada vez que se realiza el concurso siempre me llaman para ser jurado o dar entrevistas, mucha gente todavía se acuerda de mi participación en el certamen’, dice con satisfacción, mientras firma unos documentos.

Jazmín hace memoria y cuenta cómo se involucró en el certamen cuando apenas tenía 18 años.

Para ella la experiencia fue extraordinaria, la llamaron un martes y el lunes siguiente estaba camino a Filipinas. Fue un acto casi privado en el estudio de Norma Morales, no estaba auspiciado por ningún canal de televisión y no había grandes premios como ahora, recuerda.

De acuerdo a Panay, estar entre las 12 finalistas le abrió un espacio para quedarse una semana más con el pueblo filipino y su regreso a Panamá fue espectacular, porque los medios siempre estuvieron pendientes.

Cuando piensa en los cambios que se han dado en el concurso, medita un poco y dice: ‘En mis tiempos no podías estar operada y era al natural. Ahora, las chicas tienen la opción de someterse a cirugías cosméticas. Sin embargo, también se le exige estar más preparada y conectada con el mundo internacional, tener más de conocimiento en modelaje y estar mucho más delgadas’, señala.

APRENDIZAJE

Si tuviera que participar nuevamente en un concurso de belleza lo haría, sostuvo Panay, pues lo considera como una gran experiencia de aprendizaje, y definitivamente, influyó en su vida profesional.

En su caso, tuvo un impacto en su personalidad, que luego le ayudó en las ventas, manifiesta.

‘Luego del concurso no me dediqué a nada con modelaje, teatro o cine’, dice. Siguió trabajando en la agencia de viajes donde estaba, y en 4 años y medio inició su propia empresa.

Ahora, tiene tres hijos, dos de los cuales trabajan junto a ella en la agencia que fundó hace 33 años.