La Estrella de Panamá
Panamá,25º

11 de Nov de 2019

Cultura

Caras de la ecología

PALABRA. P odríamos decir que una de las más antiguas figuras relevantes en la historia, que se dedicó a proteger la naturaleza fue Fran...

PALABRA. P odríamos decir que una de las más antiguas figuras relevantes en la historia, que se dedicó a proteger la naturaleza fue Francisco de Asís, quien promovió a través de su doctrina religiosa el amor pro natura y a sus hermanos: los animales.

Él, como muchas otras figuras que se han dedicado a la protección del medio ambiente han sido tildados de locos o radicales, sin embargo, a medida que el tiempo avanza y se hace más evidente el daño que se le ha hecho al planeta con sus consecuentes efectos, estos líderes han dejado de verse como una amenaza y se han convertido en formadores de opinión que hacen un llamado de atención sobre lo que nos puede ocurrir en el futuro. Así, el abanico de opciones no se limita a quienes estudian la naturaleza, los animales o las plantas. Si bien figuras como la primatóloga Jane Goodall o el biólogo marino Jacques Cousteau salieron de sus laboratorios o centros de estudio para aparecer en los medios y hacer público el problema, quién mejor que los famosos, que constantemente aparecen en medios y son centro de atención en diversos escenarios, para lograr adeptos a causas ecológicas a través de un modelo de consumo responsable.

En 1995 la agrupación musical mexicana Maná fundó Selva Negra, un proyecto que busca fomentar una cultura en pro de la ecología a través de educación y comunicación ambiental dirigido a niños y jóvenes. Selva negra financia actividades de conservación que incluyen la investigación biológica y antropológica. Además apoyan otras organizaciones y causas como la reforestación de diversas áreas o la protección del lobo mexicano.

Por su parte, el cantante español Miguel Bosé ha apoyado organizaciones como Océana, dedicada, como su nombre lo indica a la protección de los océanos.

La iniciativa Guardianes de los Bosques primarios, que busca la promoción y el consumo de maderas certificadas, medida con la cual se pretende acabar con los taladores y la compra ilegal de madera ha sido ap oyada por artistas españoles como Alejandro Sanz, Ana Belén, Miguel Ríos y Víctor Manuel, entre otros, mientras que Julieta Venegas, Andrea Echeverri, Diego Torres, Fito Páez y Charly Alberti han participado en la promoción del día mundial de la tierra a través de National Geographic.

Pamela Anderson es una conocida militante de PETA, asociación que promueve el trato ético a los animales y en este orden ha llamado la atención de situaciones como el comercio de pieles de focas. Ella ha seguido el ejemplo de figuras como Brigitte Bardot, bomba sexual del cine francés en la década del setenta y que quien por años ha alzado la voz para proteger especies en peligro.

Leonardo Di Caprio también ha mostrado su preocupación por el futuro de nuestro medio ambiente y ha prestado su voz y su talento a documentales como The 11th Hour que llaman la atención sobre el calentamiento global. Él al igual que Brad Pitt, Cameron Diaz y Tom Hanks, utiliza un automóvil híbrido no contaminante.

Julia Roberts promueve el uso de carburantes alternativos, llamados biocombustibles, y muchos otros se dedican a hacer peticiones simples para cambiar hábitos como hacer duchas más cortas, usar bombillos fluorescentes, disminuir el uso del aire acondicionado o no comer carne un día a la semana.

El actor Edward Norton premiará este año causas ecológicas con miles de dólares en un concurso para aquellas que logren recaudar más fondos.

En Panamá, iniciativas como el festival verde, que une a artistas como Robert Baum de Roba Morena y Cienfue logran cada vez más apoyo.

Aunque algunos escépticos tildan a los famosos de hipócritas u oportunistas, no se puede negar el impulso que ellos le ofrecen a las causas que promueven. Hay que admitir que puede valer al pena.