Temas Especiales

22 de Apr de 2021

Cultura

Sabe a pollo

Como ya habrán notado, en mí, existe una gran fascinación por escribir sobre lo extraño, lo exótico y todo eso que puede ser considerado...

Como ya habrán notado, en mí, existe una gran fascinación por escribir sobre lo extraño, lo exótico y todo eso que puede ser considerado como tabú por muchos. Hoy no será la excepción. ¿Por qué será que cada vez que le preguntas a alguien por el sabor de algún alimento nuevo siempre dice que sabe pollo? Eso, como cocinero, me enerva y me frustra por el simple hecho de, que si Dios, El Creador, El Mighty One, hubiese querido que todo supiera a pollo, entonces no se hubiese tomado el tiempo de crear más delicias dentro del menú planetario. Por ende, aquí les traje una lista de alimentos que por nada en el mundo les puede saber a pollo, y a la vez absorbemos un poco de conocimiento de esas pequeñas cositas que nos quedan por saborear.

PLATOS QUE NO SABEN A POLLO

Kim Chee: es un plato típico de la gastronomía de Corea. La receta más extendida utiliza como ingrediente básico un vegetal conocido como col china, cuya forma es similar a la de una lechuga, aunque existen otras recetas en las que se utilizan como ingredientes básicos los rábanos o pepinos. Otros ingredientes son: pimiento o ají rojo molido, ajos o cebollas tiernas. Dado a su proceso de fermentación, el kim chee porta un característico olor fuerte y su sabor es salado y picante.

Yaca: es una especie perteneciente a la familia de las moráceas originaria de la India y probablemente del este de la península de Malaca. Es la fruta nacional de Bangladesh. Su interior es de color amarillo, similar al mango. Su jugo es ligeramente ácido y profundamente dulce, con un sabor que recuerda la mezcla de mango con naranja.

Durian: éstos se caracterizan por presentar un mal olor (similar a la cebolla podrida), aunque su pulpa es una crema exquisita, es conocido como el mejor fruto del mundo. La escritora y periodista alemana Anya Bärtels Suermondt, comenta que la pulpa de tan exquisito fruto contiene proteínas, grasas y azúcares. Se consume crudo, aunque forma parte de diversos platos en estado verde, semimaduro y fermentado. En Asia es considerado afrodisíaco. Una vez tuve el chance de oler y probar este fruto y puedo decirle que fue una de las experiencias más raras de mi vida, creo que he olido cosas y en definitiva, jamás podré compararlo con el sabor del pollo.

Vegemite: es la marca registrada para una pasta de untar de carácter alimenticio, de color marrón oscuro, de sabor salado elaborado a partir del extracto de levadura. Se emplea principalmente como salsa para sándwichs y tostadas, aunque existen recetas para que sea de vez en cuando empleada en la cocina. Es un elemento muy popular en Australia y Nueva Zelanda y se conoce como uno de los alimentos nacionales de Australia.

Balut: es un huevo de pato ya fertilizado con su embrión dentro que se cuece al igual que un huevo cocido. Es considerado una delicia en Asia y, en especial, por su alto contenido proteínico, también en Filipinas, China, Camboya, y Vietnam. Se tiene la creencia popular de que este plato es un afrodisiaco y es considerado además como un tónico. Se suele vender en muchos países en puestos callejeros. Y acá nos quejamos de los puestitos de hot dogs...

Placenta Humana: así es, placenta humana, la membrana que recubre al bebé en el parto es consumida por muchas personas alrededor del mundo. Hablando con el Dr. Reynaldo Cernuda, médico interno del Hospital Dr. Ezequiel Abadía, me comenta que ‘es cierto, en muchas culturas es consumido por sus creencias de curación y en partes del mundo como África, se entierran en los sembradíos para tener una cosecha fértil’. Se argumenta que consumir placenta humana ayuda a prevenir complicaciones y la depresión post parto. Y para que vean que no es nada nuevo, existen lugares en Estados Unidos y en ciertas partes de Europa donde se realizan los ‘Placenta Party’ donde familiares y amigos se reúnen para deleitarse con platillos elaborados en base a la placenta del bebé recién nacido. Y ustedes pensaban que el mondongo era una locura.

Queso de Gusanos o Casu Marzu: en Italia, en Sardinia para ser exacto, se lleva a cabo la manufactura de un queso muy particular. Este queso es madurado y añejado hasta el punto que crea unos pequeños gusanos que se van comiendo el interior del queso y se convierten en pequeños gusanos de grasa y queso.

Pudding Negro: desde las entrañas de Inglaterra llega este platillo a lo Hannibal Lecter. El pudding o budín negro no es más que sangre de cerdo hervida mezclada con arroz y formada en una especie de salchicha. No se dejen engañar por el nombre, no hay que ir muy lejos en el interior de Panamá se conoce como morcilla y es muy sabrosa.

Testículos de Toro: en España se dice que este platillo te llena de vigor y te da la misma fuerza de aquel pobre toro ya sin hombría de donde los sacaron. Imagínense entrar a un McDonald’s en España y ver en su menú McTestículos. En Panamá también se consumen, solo que se conocen como creadilla. Toda una delicatesen.

Hakarl: según los expertos y conocedores profesionales del tema, este platillo islandés es uno de los alimentos más desagradables en este planeta conocido como Tierra. Es tiburón fermentado por un tiempo aproximado de 1 a 2 meses. Resulta que los tiburones no poseen riñones y por esto concentra todo su ácido úrico en los músculos, lo que hace de la carne de tiburón un alimento un tanto tóxico y al ser fermentado por este lapso de tiempo, desarrolla un nefasto olor a amoniaco que resulta fuerte hasta para el más experimentado.

Corazón de Frailecillo: los frailecillos son pequeñas y tiernas aves de las zonas árticas y subárticas. De verlos y saber que su corazón se come, probablemente rompas en llanto. En Islandia el corazón de frailecillo es presentado en la mesa crudo y es considerado una exquisitez.

Vino de Serpiente: en Vietnam el vino de serpiente sirve como un licor medicinal. Este vino es una mezcla sencilla de vino de arroz, una serpiente sumamente venenosa y un alacrán ponzoñoso. Miren, si a mí me dijeran que esto cura la gripe común, yo mejor lo conservo en mi casa como la botella más chévere del mundo y me compro unos panadoles.

Esperma de Bacalao: se consume en China y Tokio. Con textura cremosa y de sabor de mar, puede llegar a ser fácilmente una de las cosas más exótica probadas por el ser humano. Tomado del bacalao en su época de apareamiento, suele ser muy raro de conseguir.

En mi lista de cosas por comer antes de morir, se encuentran todos estos sabores inusuales. Será toda una aventura tanto para mi como para mi estómago y paladar. Y tú, ¿qué rareza has comido últimamente?