Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Cultura

Arte diminuto

‘ Como el diamante en bruto, todo se puede transformar en algo maravilloso... Todo depende de las manos en que esté...’. Esta es la fras...

‘ Como el diamante en bruto, todo se puede transformar en algo maravilloso... Todo depende de las manos en que esté...’. Esta es la frase repetida por muchos artesanos que han optado por dejar sus trabajos y volverse independientes, como es el caso de Edgar Santamaría, que dejó su trabajo para convertirse en su propio jefe.

Santamaría se inició en este oficio hace 21 años, cuando su padre le enseñó el arte de ser pirografo. Desde el principio se ha esforzado por ser cada vez más creativo en su trabajo como artesano. Su taller se encuentra ubicado en la comunidad de Cerro Punta, en Chiriquí, donde la mayoría de sus clientes son turistas.

Sus materiales son reciclados: cocos, bambú, cañaza, tablas, entre otros. Varios los encuentra en la calle o son donados por personas ansiosas de deshacerse de lo que consideran como basura.

¿Santamaría se ha especializado en el pirograbado, siendo estas sus técnicas favoritas a la hora de crear adornos o accesorios. En obras utiliza a diversas técnicas, como la pintura, tallado, calado y gravado.

Todo empieza cortando la madera, de acuerdo con la forma que se desea. Luego el pirografo va trabajando las formas o letras que se van marcando en la madera por efecto del calor. Posteriormente se pinta con marcador o con algo que le de color. Por último, el artesano procede a aplicar el barniz. Después de 20 minutos el mismo se seca y la pieza está lista para vender. Aunque el proceso no parece en extremo complicado, el mismo requiere de concentración y creatividad.

Proteger el medio ambiente se ha vuetlo una moda y una necesidad. Esto le ha añadido un valor agregado al trabajo que realiza Santamaría, y lo ha vuelto más atractivo para aquellos interesados en comprarlo.