Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Cultura

Hallan en Teotihuacán dos petates prehispánicos del siglo I

Arqueólogos mexicanos hallaron en Teotihuacán dos petates únicos prehispánicos del año 100 después de Cristo, junto a piezas de cerámica...

Arqueólogos mexicanos hallaron en Teotihuacán dos petates únicos prehispánicos del año 100 después de Cristo, junto a piezas de cerámica, obsidiana y pedernal, como vasijas, ollas y cuchillos, al parecer utilizados en ofrendas rituales, informó hoy el estatal Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

"Los petates son de un tejido muy fino, trabajados en una tela delicada; su manufactura excepcional, su estado de conservación es extraordinario propiciado por la humedad del lugar, datan del inicio de nuestra era", dijo el director de excavaciones del sitio arqueológico de Teotihuacán, Sergio Gómez, citado en un comunicado del INAH.

Uno de los petates mide un metro por 40 centímetros y el otro, 30 centímetros por 40.

Gómez explicó que los petates estaban a 52 metros de la entrada del túnel de la Pirámide de Quetzalcóatl de Teotihuacán, descubierto en 2003, del cual se han excavado 76 metros, de un total de 120 metros que se prevé explorar.

A 15 metros de profundidad, también se encontraron unas 50 piezas de cerámica, obsidiana y pedernal, como vasijas, ollas y cuchillos que están asociados a los petates.

Teotihuacán, considerada una de las zonas arqueológicas más importantes de Mesoamérica y del mundo en general, se encuentra en el centro de México, a unos 45 kilómetros de la capital, y desde 1987 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Los arquéologos establecen el apogeo de esta ciudad prehispánica -una de las más antiguas en América y cuyos pobladores y su destino aún son un misterio-, alrededor del siglo III después de Cristo y su declive, en el VII.

El responsable de excavaciones del sitio, Sergio Gómez, consideró "único" el hallazgo de los dos petates que dató en el año 100 después de Cristo, según el boletín del INAH.

Gómez dijo que es la primera vez que encuentran objetos de esa naturaleza.

Los petates están casi intactos, datan del año 100 después de Cristo y al parecer los antiguos pobladores de Teotihuacán los utilizaban en rituales de tipo religioso, explicó el especialista.

"Seguramente los petates y la ofrenda están asociados a gobernantes de Teotihuacán. Es emocionante ver los objetos como la persona que los dejó ahí abajo. Aquí en Teotihuacán es realmente extraño encontrar este tipo de fibras textiles, es la primera vez que encontramos ese material, un objeto tan completo", añadió el arqueólogo.

Los hallazgos se realizaron en las excavaciones que forman parte del Proyecto Tlalocan (Camino bajo la tierra, en náhuatl), el cual se efectúa en Teotihuacán.

Gómez añadió que en el túnel también se halló una ofrenda importante, con objetos de madera con incrustaciones de cristal, de roca y jade.

"La madera se desintegró evidentemente, pero lo demás está muy bien conservado y vamos a poder hacer la reconstrucción", dijo el arqueólogo a la prensa local.

Desde que se inició la excavación en el túnel, descubierto en 2003, los arqueólogos han encontrado más de 50.000 fragmentos y pequeños objetos de piedra verde, cerámica, ollas, jade, serpentina y puntas de flecha, según la información difundida a la prensa por el INAH.