Temas Especiales

01 de Feb de 2023

Cultura

Diablos Rojos: ¿cual cultura popular?

E s posible que los ‘Diablos Rojos’, sistema de transporte en Panamá, sea una razón especial para reflexionar sobre la ‘cultura popular’...

E s posible que los ‘Diablos Rojos’, sistema de transporte en Panamá, sea una razón especial para reflexionar sobre la ‘cultura popular’, a partir de los mensajes electrónicos del amigo, escritor y gestador cultural Carlos Fong. No puedo negar la vistosidad de sus pinturas y retratos que adornan sus latas, donde era posible encontrar -entre muchos motivos- desde héroes ficticios hasta militares villanos. Pero dudo que esto forme parte de la ’cultura popular’, o, mejor dicho, no estoy muy convencido de que el ‘arte’ expresado en los Diablos Rojos represente la ’cultura popular’, al ciudadano de a pie.

Podría, como Fong, designarlo como ‘arte urbano’, pero no estoy muy seguro si el adjetivo ’popular’ sería conveniente, como otros han querido hacer. Si se piensa el concepto ’popular’ para referirse al gusto de masa, generacional de jóvenes y comercial, de acuerdo. Pero si se piensa lo ’popular’ para designar un sentimiento de vida, de la gente, allí tengo mis dudas. En efecto, las imágenes de los Diablos Rojos no es un arte de galerías, de museos, de catálogos. No es un arte de la élite. Pero que no lo sea, no significa, por otra parte, que sea necesariamente parte de la ’cultura popular’ o de la gente. O más bien pregunto si esas imágenes y decoraciones no podrían ser más bien una distorsión de lo que se entiende como ’cultura popular’ que no puede expresarse de manera autónoma y libre (como, por ejemplo, en Haití con su arte ‘naive’ que no deja tampoco de estar comercializado y articulado en galerías), porque es un tipo de representación que está mediatizado por contenidos que no parten del espíritu popular y que algunos nos dicen ahora que allí está presente la ’cultura popular’.

Ahora bien: uno puede preguntarse qué es el espíritu y la ’cultura popular’ y, con toda seguridad, cometeré yo un error en entrar a hacer una definición que puede ser tan difusa como pretenciosa. Más bien permanezco en la duda de si verdaderamente los Diablos Rojos con su coloridas imágenes, sus música permanente y estridente, sus tronaderas y sus palancas representan esa ’cultura popular’ que nos gustaría tener. Aparte del supuesto ’arte popular’ que representaban la pinturas y dibujos de los Diablos Rojos, para nadie cabe duda de que ese sistema de transporte era humillante, y no creo que nadie estuviera pidiendo el retorno de ese sistema, sino fuera ahora por la mediocridad de prestar un sistema eficiente de transporte público.

COLUMNISTA