Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Cultura

La clave para una buena carrera

Cuando los corredores preparamos una competencia que hemos seleccionado como objetivo ponemos desde semanas e incluso meses antes cuidad...

Cuando los corredores preparamos una competencia que hemos seleccionado como objetivo ponemos desde semanas e incluso meses antes cuidado en muchos detalles relacionados con la alimentación, las sesiones de entrenamiento, el descanso, o las zapatillas y uniforme que vamos a usar.

Pero toda esa preparación se puede venir abajo y no rendir sus frutos si el mismo día de la competencia no realizamos un buen calentamiento previo.

LLEGAR CON ANTELACIÓN

Si nos tenemos que desplazar hasta el punto de partida por un tiempo superior a 30 minutos, es mejor no llevar puestas las zapatillas de competencia.

Nuestros pies agradecerán un calzado más cómodo y holgado durante el trayecto. Tampoco tiene sentido estar con los cordones prietos como si estuviéramos a punto de comenzar la carrera.

Durante el traslado podemos ir ingiriendo líquido (agua y/o bebida deportiva) a pequeños sorbos para hidratar nuestro organismo previamente a la competencia.

A los eventos de ruta es aconsejable llegar con suficiente antelación, no menos de 1 hora, y eso aunque ya estemos inscritos y tengamos nuestro kit. Siempre se pueden presentar inconvenientes de último momento como un tranque que pueden dar al traste con toda nuestra planificación.

A falta de 45 minutos para la partida, y ya con el calzado de competición puesto aunque sin apretar los cordones a fondo, iniciaremos un trote muy suave por unos 20 minutos, con el objetivo de ir ganando tono muscular, calentar las articulaciones, e ir elevando así la función cardio respiratoria.

Luego continuaremos con algunas rectas ya alargando zancada, levantando rodillas, talones al glúteo, y pequeños multisaltos. También podemos hacer rotaciones en parado, y muy ligeros estiramientos. Para esos momentos ya deberíamos estar sudando y tener la respiración agitada. Es preferible realizar toda esta fase con pantalón largo y un suéter de calentamiento encima para mantenernos protegidos.

Faltando 15 minutos para la partida nos quitaremos ya la ropa de calentar sudada, nos pondremos el suéter de competir, y ajustaremos firmemente los cordones del calzado.

A menos de 10 minutos del inicio debemos estar ya por la zona de salida, atentos a cuando se abra el área y se permita el ingreso al carril de partida. Ubícate en una zona adecuada a tu rendimiento esperado y trata de mantenerte activo con pequeños saltos y acelerando la respiración. No tiene sentido estar apretado en las primeras filas si no eres un corredor experimentado, ya que te arriesgas a una caída.

ERRORES MÁS FRECUENTES

La falta de un debido calentamiento generalmente se debe a llegar con poca antelación a la salida, o incluso llegando con antelación, por otros factores, como puede ser la socialización.

De seguro en el lugar siempre vamos a encontrar conocidos con los que nos pararemos a conversar y sacarnos fotos, y puede que cuando nos demos cuenta se haya pasado el tiempo y ya estén anunciando por megafonía la partida.

Ir al baño y más si hay una larga cola puede originar así mismo que nos perdamos la oportunidad de realizar un buen calentamiento, por lo que no dejes este tema para última hora.

En cuanto a los calentamientos grupales desde tarima que están de moda, realmente no son lo más aconsejable sobre todo si no estamos acostumbrados a ellos, y en ningún caso son un sustituto de los trotes previos que debemos hacer.